Veintitrés molinos y un castillo. Ruta manchega (marzo-2014)

Ruta circular de fin de semana, con varias escalas repartidas por tres provincias manchegas. A lo largo del viaje hemos podido ver veintitrés molinos de viento, acabando la ruta en el castillo de Belmonte

0315 1818 Campo de Criptana

INTRODUCCIÓN

Un sábado por la mañana que a Marina le apetecía “ir a algún lado” sin determinar, me inventé otro de mis sistemas aleatorios para tomar decisiones, basados en el lanzamiento de un dado. Asigné a cada cara, del dos al cinco, una de las cinco provincias fronterizas con Madrid. En caso de salir el uno, iríamos a algún sitio de la Comunidad de Madrid. Quiso la mano inocente de Irene al lanzar el dado mandarnos a la provincia de Toledo, lo que aprovechamos para hacer esa visita que teníamos pendiente desde hacía ya tiempo a Camuñas (a causa de otro de mis sistemas aleatorios con el que no os voy a aburrir).

Pero como Camuñas iba a dar para muy poco, eché un ojo sobre el mapa a los alrededores, y vi que no muy lejos estaba Belmonte, donde se encuentra un castillo al que tenía ganas de hace tiempo. Pues nada, en un instante planifiqué la ruta, Marina reservó un hotel en Pedro Muñoz, y a la carretera.

En el mapa de más abajo se puede ver la ruta, en rojo, con salida de Madrid por la A-4 y regreso por la A-3, y en amarillo las localidades donde fuimos haciendo escala.

Mapa

sábado, 15

Camuñas – Campo de Criptana

Tarde y sin prisa, como es nuestra costumbre, salimos de casa con 144174 kilómetros en el contador. Sin hacer paradas llegamos hasta Camuñas, sobre las dos y media, hora de comer. La oferta gastronómica en el pueblo brilla por su ausencia, así que nos toca callejear un poco buscando un sitio para comer,  hasta que damos con el Chorry, un bareto de andar por casa, con menú a 8,50 €, que es lo que comemos Marina y yo. Irene una hamburguesa y un helado. Total, 23 €. Aceptable sitio para una comida de trámite, que era de lo que se trataba.

0315 1443 Primeros en Chorry           0315 1504 Sepia en Chorry

Camuñas es una localidad manchega de menos de dos mil habitantes ubicada al sureste de la provincia de Toledo, fronteriza con la de Ciudad Real. Su principal atractivo son las fiestas de Pecados y Danzantes, de interés turístico nacional, y que se llevan a cabo durante el Corpus Christi. También es la localidad de origen de Francisco Sánchez, “Francisquete”, que pasó a la historia con el nombre de “Tío Camuñas” como uno de los más combativos guerrilleros contra los franceses durante la Guerra de la Independencia. El pueblo en sí tiene poco que ver y no es que merezca una visita fuera de las fiestas de las que he hablado antes, pero ya que estamos aquí, subimos al cerro donde se ubica el Molino de la Unión, primero de los que veremos en nuestra ruta de este fin de semana, y luego bajamos a ver el reloj del pueblo, que lleva dando las horas al vecindario desde 1910 y está ubicado en una torre que se construyó a propósito para alojarlo. Se encuentra junto a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

0315 1615 Camuñas    0315 1614 Tío Camuñas    0315 1624 Camuñas. Torre del reloj

0315 1608 Camuñas. Molino La Unión

Nuestra siguiente escala, camino de Belmonte, y ya en la provincia de Ciudad Real, es Campo de Criptana, donde subimos a ver los molinos al cerro donde, según algunos expertos, ubicó Cervantes la lucha de don Quijote contra los supuestos gigantes. Al menos hay una decena de ellos, entre la Sierra de los Molinos y el Cerro de la Paz, siendo algunos visitables, según nos informan en la oficina de turismo. Su típica silueta encalada esconde dentro un sistema de cierta complejidad, empezando por el tejado, que gira sobre su eje vertical, junto con las aspas y parte del mecanismo interior, en busca del viento más favorable en cada ocasión, que el molinero localiza gracias a los agujeros que se reparten alrededor de la parte superior del molino. La práctica totalidad de las piezas móviles interiores están realizadas en madera, lo que resulta sorprendente sobre todo en el caso de la piñonería y coronas dentadas encargadas de transmitir el movimiento giratorio de las aspas hasta las piedras encargadas de moler el cereal.

0315 1733 Campo de Criptana. Molino Infante   0315 1734 Campo Criptana. Molino Infante

Visitamos el molino llamado Infanto (0,60 €) que junto a otros dos, conservan su estructura y mecanismos originales del siglo XVI. Lo vemos a nuestra bola, porque la visita no es guiada, 0315 1745 Cueva La despensapudiendo identificar las piezas y habitáculos interiores gracias al práctico folleto que facilitan en la oficina de turismo. Casualmente, coincidimos en nuestra visita con un ingeniero que le está explicando a sus acompañantes el funcionamiento y pegando la oreja, puedo ampliar la información. En otro de los molinos, el Culebro, en el que no entramos, se encuentra el museo dedicado a Sara Montiel, hija destacada de Campo de Criptana. En los alrededores de los molinos también se puede visitar una curiosa casa cueva (0,60 €) a la que se entra desde una tienda de recuerdos. El paraje que rodea a los molinos no me gusta mucho, al menos este día. Es sábado por la tarde y hay varios grupos de mozalbetes dispuestos para el botellón y la litronería en los alrededores de los molinos. Definitivamente, como paisaje molinero prefiero Consuegra.

      0315 1809 Campo de Criptana    0315 1800 Irene haciendo la tía

Siguiente escala, Pedro Muñoz, donde tenía planeado que visitáramos las lagunas de Manjavacas, pero se pone el sol y tiramos para El Encinar de Haldudo, donde hemos reservado alojamiento para esta noche. Situado en una finca rodeada de viñedos en las afueras del pueblo, se trata de un complejo con restaurante y carpas para banquetes, y unos curiosos alojamientos distribuidos en varias construcciones con cuatro viviendas cada una (villas lo llaman), con entrada independiente cada una de ellas. De alguna forma, es como alquilar una pequeña casita rural.

0316 1036 Encinar Haldudo     0316 1019 Encinar de Haldudo. Villas

Tras pasar por recepción para recoger la llave, nos dirigimos hasta nuestra villa, a la que se entra por un recibidor que hace las veces de salón y distribuidor y desde el que se accede al baño y el dormitorio principal. En un extremo de este salón, y sin separación física, está la cocina, con microondas y placa con dos quemadores eléctricos. También cuenta el salón con una chimenea en la que se puede hacer fuego.

0315 1938 Encinar de Haldudo. Villa 9   0315 1938 El Encinar de Haldudo  0315 2207 Escaleras rta

Para subir a la planta de arriba hay una vertiginosa escalera, prodigioso ejemplo de aprovechamiento de los metros cuadrados y no apta para personas con el más mínimo problema físico, o incluso para niños pequeños. Tampoco es apta para supersticiosos, ya que su diseño obliga a empezar el ascenso con el pie izquierdo. En la planta de arriba hay otras dos camas. Todo está en perfecto estado de conservación y limpieza. A Irene le gusta tanto que se empeña en que cenemos en la casita, con tal de estar más tiempo en ella. Por lo tanto, salimos en busca de algún comercio en el que conseguir víveres y, aunque intentamos evitar el chino de turno, tenemos que claudicar porque ya no hay otro sitio abierto donde comprar provisiones.

domingo, 16

Pedro Muñoz – Mota del Cuervo – Belmonte

No hemos usado ninguna de las camas de arriba y hemos dormido los tres juntos. Las dimensiones de la cama lo permitían y además teníamos el temor de la escalera si a Irene le daba por levantarse a medianoche y acercarse a ella. El colchón es bueno, pero las almohadas no, y me despierto antes de lo que me gustaría, aprovechando para oír en la radio la primera carrera de Formula 1 de la temporada, desde Australia, que gana Rosberg (Alonso queda quinto). Cuando se despiertan las señoras, vamos a desayunar a la cafetería, ambientada con los típicos motivos rurales castellanos (trillos haciendo de mesa, lámparas de forja, muebles tipo bargueño, vigas de madera totalmente falsas, etc).

0316 0947 Encinar Haldudo. Desayuno continental 0316 1033 Encinar Haldudo 0316 1039 Encinar Haldudo

Desayuno continental con tostada, bastante bien, para nosotros, y vaso de leche y cruasán para Irene. Pagamos 57,50 € (55 € del hotel y nuestro desayuno y 2,50 € del desayuno de Irene). Mientras Marina acaba de recoger las cosas en la habitación, yo me doy una vuelta con Irene por los jardines de la finca, terminando en los columpios del parque infantil.

Salimos por fin del hotel y vemos que en el mismo pueblo de Pedro Muñoz hay una laguna visitable. Pasamos un rato, prismáticos en mano, viendo gran cantidad de flamencos y otras aves. Tiramos para Belmonte, pasando junto a las lagunas de Manjavacas, donde ni paramos, porque se ven muchos flamencos, pero muy a lo lejos. Para no iniciados en el tema ornitológico como nosotros, es más de lo mismo.

0316 1129 Laguna de Pedro Muñoz     0316 1209 Mota del Cuervo

Entramos ya en la provincia de Cuenca y, al pasar por Mota del Cuervo y ver los molinos en lo alto del cerro, Irene dice que quiere subir a verlos y para allá vamos, entrando en uno visitable yo solo (1 €), donde el encargado me da varias explicaciones a mis preguntas, que era lo que eché de menos en Campo de Criptana. Me cuenta que los ejes de las aspas solían durar unos diez años. Primero se hacían de madera de álamo (¿o era olmo?) y luego se pasaron a hacer de pino. La molienda duraba noventa días y los molineros podían ser empleados de un señor o empresario propietario de los molinos (a partir de la desamortización, anteriormente eran de la iglesia o del pueblo).

0316 1232 Molino de Mota del Cuervo   0316 1239 Los Martín en Mota

Enfilamos ya para Belmonte, subiendo en cuanto llegamos hasta la entrada del castillo para confirmar horario ya para por la tarde, porque los pillamos cerrando. 0316 1600 Palacio BuenavistaVamos a comer a un sitio que hemos visto callejeando por el pueblo mientras buscábamos la subida al castillo, que ofrece un menú de doce euros. Se trata de la Hospedería Palacio de Buenavista, un edificio restaurado del siglo XVI, que también alojó el cuartelillo de la Guardia Civil en otra época. Según he leído en algún sitio, fue donde estuvieron detenidos los inocentes acusados del famoso crimen de Cuenca. El edificio cuenta con un bonito patio interior y un comedor acogedor. Mantelería textil y todo bien presentado. El menú es un poco de batalla, y desentona con el resto. De primero yo como Judías con chorizo (un PALACIO BUENAVISTA 0 Mesa puesta 2014-03poco insípidas) y Marina Pastel de setas (plato mejor y más elaborado pero con una salsa extraña de sabor avinagrado). De segundo, Magro con tomate los dos, ración abundante y con patatas fritas saladas en exceso. De postre Pan de Calatrava yo (bueno) y Tarta de queso Marina (mejor). Irene ha comido un Huevo frito con patatas fritas (3,30 €) y una Tarrina de chocolate y nata de Frigo (2,50 €). Un café no me han cobrado, no sé si por olvido o porque entraba en el menú. Lo peor ha sido la espera entre platos, sobre todo entre el segundo y el postre. Entre dos personas atendían la barra y un comedor con veinticinco personas, y no daban abasto. Creo que en caso de volver por aquí, intentaría comer en otro sitio.

 PALACIO BUENAVISTA 1º Judías con chorizo 2014-03 PALACIO BUENAVISTA 1º Pastel de setas 2014-03 PALACIO BUENAVISTA 2º Magro con tomate 2014-03

PALACIO BUENAVISTA Huevos frito con patatas 3,50 € PALACIO BUENAVISTA P Pan de Calatrava 2014-03 PALACIO BUENAVISTA P Tarta de queso 2014-03

Una vez cumplido el trámite alimenticio, volvemos a subir al castillo. La entrada cuesta 8 € por persona con audioguía. Irene no paga al ser menor de cinco años. El castillo fue mandado construir en el siglo XV por Juan Pacheco, el primer marqués de Villena (para los seguidores de la serie Isabel, se trata del intrigante personaje interpretado por Ginés García Millán). Tiene una curiosa forma triangular, con dos de los lados formando las alas del castillo y la tercera arista sería la torre del homenaje. Refuerzan la construcción seis torreones y una muralla de menor altura rodea todo el conjunto, que a su vez se une a la muralla que protegía todo el casco urbano de Belmonte y de la que quedan algunos tramos en pie.

 0316 1610 Castillo de Belmonte. Salva Sánchez   0000 www.turismocastillalamancha.es

Después de una época de abandono que duró casi dos siglos, Eugenia de Montijo, heredera de la casa de Villena y esposa del emperador francés Napoleón III, acometió una importante reforma del castillo para hacerlo habitable, dejando el patio de armas con el aspecto que podemos ver ahora, forrado de ladrillos y convirtiendo la planta superior en un palacio. Eugenia de Montijo vivió una época en el castillo tras ser destronado su marido. Desde hace unos años está abierto al público y es explotado por sus propietarios para la celebración de variados eventos.

0316 1617 Castillo de Belmonte. Puerta del campo     0316 1620 Castillo de Belmonte. Puerta interior

La visita empieza con un audiovisual, donde nos cuentan la historia del edificio y sus principales moradores (también se dice que anduvo por allí Juana la Beltraneja, protegida de Juan Pacheco). Luego salimos a la plaza de armas, por uno de cuyos laterales se entra a la sala de armaduras. Subimos por la escalera hasta la primera planta, donde vemos el estrado y otras salas, todas con impresionantes artesonados de madera.

0316 1640 Castillo de Belmonte. Aljibe 0316 1645 Castillo de Belmonte. Armería 0316 1646 Escalera de madera

En el ala sur pasamos a una sala enorme con tres chimeneas que curiosamente, no sirven para calentar esa sala, sino la contigua, un enorme salón donde en épocas de esplendor se celebrarían las más importantes reuniones. El artesonado del techo llama la atención.

0316 1700 Pasillo de servicio del salón de gobierno      0316 1701 Castillo de Belmonte. Techo del salón de gobierno

Desde este salón se accede a la capilla, la sala con la cubierta más espectacular del castillo y los cañones de los ventanales con impresionantes trabajos de yesería, con motivos animales (bestiarios) y vegetales y de temática bíblica.

0316 1709 Techo de la capilla  0316 1711 Capilla  0316 1709 Bestiario de la capilla

Luego subimos a la segunda planta, toda reformada al gusto de Eugenia de Montijo. Lo primero que se ve es lo que fue la alcoba del marqués, con un techo octogonal muy trabajado también. De esa se pasa a lo que podía ser el salón de los marqueses. Luego se pasa a lo que está dispuesto como un despacho. Se acaba en un tocador con bañera.

0316 1726 Castillo de Belmonte. Alcoba del marqués    0316 1727 Salón noble

0316 1732 Castillo de Belmonte. Tocador

Visto todo esto, la visita continúa hacia arriba, accediendo al camino de ronda y las murallas. Se puede subir a dos de las torres. Desde una de ellas hay excelentes vistas de Belmonte y los edificios que le debieron dar lustre en otra época, como la colegiata.

0316 1658 Belmonte desde el castillo  0316 1739 Marina en la muralla

El interior de la torre del homenaje no es visitable. Bajamos por una estrechísima escalera de caracol y acabamos la visita en el sótano, donde hay una especie de mazmorras.

Al salir vamos a ver unos molinos que hay en los alrededores del castillo. A diferencia de todos los vistos hasta ahora, están hechos de piedra y sin encalar.

0316 1834 Belmonte       0316 1841 Castillo de Belmonte

Salimos de Belmonte sin ver más cosas y llegamos a casa a las ocho y cuarto con trescientos ochentaisiete kilómetros recorridos.

Hasta la próxima.

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Cantabria oriental, entre el mar y la montaña (mayo-2013)

 

paseo por San Vicente de la Barquera, Comillas, Bárcena Mayor, la ferrería de Cades, Fontibre y otros interesantes lugares que deberías conocer

INTRODUCCIÓN

Bárcena Mayor fue esta vez el inicio de todo. Con la excusa de conocer este pueblo, organizamos un viaje de cuatro días por Cantabria, con base en San Vicente de la Barquera, para desde allí visitar Comillas, el mismo San Vicente, Bárcena Mayor y otros puntos de interés de la zona.

     0517 1639 Bárcena Mayor    0518 1800 San Vicente viejo desde el puente

En esta ocasión, pensaba hacer una publicación menos detallada que en otras ocasiones en los textos y con mayor despliegue fotográfico, pero al repasar el texto antes de publicar, creo que he terminado por enrollarme como siempre. Y eso que no pensaba escribir nada de este viaje, pero la verdad es que cada vez que veía las fotos me daban ganas de hacerlo. A lo mejor es porque estrenaba cámara, y las fotos las veo distintas a las anteriores. El caso es que, sea como sea, ahí va el relato de este viaje.

miércoles, 15

Después de recoger a Marina en el trabajo, salimos en dirección a San Vicente de la Barquera , donde llegamos después de dos o tres paradas técnicas a lo largo del viaje. Vamos derechos al hotel Villa de San Vicente, que teníamos reservado, y ya no salimos. El hotel está muy bien, la habitación es más espaciosa de lo que me esperaba, una cama de matrimonio enorme y unas vistas a la ría, al castillo y al resto del casco viejo de San Vicente espectaculares, tanto de noche como de día. Lo peor, la almohada. En este enlace podeis leer mi opinión completa en Tripadvisor del Hotel Villa de San Vicente.

0515 2133 Hotel Villa de San Vicente 0515 2134 Hotel Villa de San Vicente  0515 2140 San Vicente desde el hotel

jueves, 16

Comillas

El desayuno buffet del hotel está bastante bien. No tiene una gran variedad, pero es suficiente. Tostadas enormes, mantequilla y mermelada, zumos, café, jamón de York, queso, aceite… Todo de calidad.

Después de dar un paseo por San Vicente para hacernos con el sitio, nos vamos a Comillas, 0516 1142 La fuente de los tres cañosdonde después de aparcar e informarnos en la oficina de turismo, junto a la Fuente de los Tres Caños, subimos al Palacio de Sobrellano, para hacer la visita guiada de las 12:30 (3 € los adultos). Como tenemos que esperar un rato a que sea la hora, aprovechamos el tiempo para dar una vuelta por los jardines y admirar el edificio de la Universidad Pontificia, construido en la colina de enfrente.

0516 1214 Universidad de Comillas

El palacio de Sobrellano fue mandado construir por Antonio López, Marqués de Comillas, a su regreso de Cuba, en un curioso estilo gótico-modernista. Durante la visita se recorren bastantes de sus estancias, pasando por las salas nobles de la planta baja, que conservan las maderas originales, otra con un billar gigantesco, y la biblioteca, que por cierto hay que ver desde la puerta, porque la gente se llevaba los libros, incluidos los de atrezzo, y ahora hay un cordón que impide la entrada. Al final de la visita, podemos ver a nuestro aire la escalera principal, encima de la cual hay una impresionante vidriera que hace de tragaluz. Es el único lugar del interior donde se permite hacer fotografías.

0516 1203 Palacio de Sobrellano  0516 1253 Palacio de Sobrellano

  0516 1251 Palacio de Sobrellano   0516 1254 Palacio de Sobrellano

Al salir del Palacio, vamos a ver el edificio conocido como El capricho de Gaudí (5 € cada adulto), obra que hizo el genio catalán como residencia de verano para el concuñado del marqués de Comillas. El edificio, que no es muy grande, es una concentración de las geniales locuras de Gaudí, como la fachada plagada de girasoles vidriados, los balcones banco, el desván con su bóveda de vigas cruzadas, etc. La visita es libre y se inicia con un vídeo de diez minutos en el invernadero. Me encanta el edificio, como todos los que conozco de Gaudí. Acabamos dando un paseo por el jardín donde nos sentamos en un banco junto al genial arquitecto para admirar su obra tranquilamente.

0516 1200 El capricho de Gaudí 0516 1409El 

              0516 1318 El capricho de Gaudí  0516 1348 El capricho de Gaudí   

        0516 1406 Irene con Gaudí    0516 1351 Capricho de Gaudí

Al salir bajamos a buscar un sitio para comer y, en la calle de José Antonio nos capta la dueña de La tertulia, restaurante donde compartimos con Irene dos menús de 10 euros que no pasarán a la historia. Paella de marisco insípida y Macarrones con chorizo de primeros, y de segundo Chipirones encebollados y Filete de ternera. Los postres, caseros, Cuajada con miel y Natillas. Las paredes del restaurante están plagadas de anuncios antiguos que, según explica la mujer a otros clientes, son imitaciones que hace un artista de Santander. Resumiendo, si volviéramos a Comillas, probaríamos en otro sitio.

Después de comer, paseamos un poco por el pueblo, pasando por el ayuntamiento antiguo, el Sagrado Corazón, la antigua cárcel, hoy albergue de peregrinos, y la impresionante Casa del Duque, construida en estilo inglés a principios del siglo XX y que es otra de las imágenes típicas de Comillas. Escenario ideal para películas de miedo.

              0516 1540 Comillas      0516 1557 El Duque

Subimos luego al mirador de Santa Lucía, con magníficas vistas al puerto, la playa, el cementerio y el monumento al marqués de Comillas. También vemos la curiosa Puerta de los Pájaros, obra también de Gaudí, acceso a la casa de la familia Moro, con la peculiaridad de no contar con una sola arista, todo son líneas curvas. La llaman Puerta de los Pájaros porque aparte de los pasos habituales para las personas y los vehículos, Gaudí dejó un vano para el paso de los pájaros sobre las otras dos puertas. Locuras de genio.

 0516 1634 Comillas desde Santa Lucía  0516 1637 Puerta de Moro en Comillas  0516 1741 Puerto de Comillas

Acabamos el paseo por el pequeño puerto y la playa, de donde volvemos al coche, porque amenaza tormenta; amenaza que finalmente se cumple.

     0516 1800 Playa de Comillas   0516 1940 Arco iris en San Vicente

Cuando llegamos de vuelta a San Vicente, llueve de lo lindo, acabando la cosa en un espectacular arco iris, cuando ya vamos a entrar al hotel.

Bajamos a cenar, eligiendo entre los muchos restaurantes y bares que hay, El Mozucu, por la variedad de la oferta, lo razonable de sus precios y el hecho de verlo con bastante gente. Nos sentamos en la terraza cubierta. Pedimos unas Croquetas de jamón y picón (cuatro de cada, 4,90 €), un Revuelto de chorizo (7 €), servido en sartén, con patatas, picadillo y dos huevos a la plancha, que no fritos, y un Sándwich vegetal (3,50 €), con huevo cocido y atún. De postre, un Flan de queso (3 €) y una Crema de yogurt (2 €). Irene se porta y, al acabar, la dan unas chuches.

  EL MOZUCU Carta 2013-05   EL MOZUCU Croquetas variadas (jamón y picón) (4,90 €) 2013-05   EL MOZUCU Flan de queso (3 €) 2013-05

De vuelta al hotel, Pesadilla en la cocina, con Chicote en El yugo de Castilla (la compañía de este programa en nuestros viajes empieza a convertirse en costumbre).

 

viernes, 17

Bárcena Mayor – Pozo del Amo

Hoy toca ir a Bárcena Mayor, aprovechando la ruta hasta allí para visitar otros lugares incluidos en el programa, y alguno más que improvisamos sobre la marcha. Desde San Vicente de la Barquera hay que ir hasta Cabezón de la Sal, desviándose allí en dirección sur por la CA-180, y más adelante la CA-280. Dejamos a nuestra izquierda el desvío de Bárcena Mayor, adonde iremos a la vuelta, y seguimos ruta en dirección sur, adentrándonos en el parque natural de Saja – Besaya, que recibe su nombre de los dos ríos que le recorren. Nuestra primera parada es el Centro de interpretación del Parque (1 € por adulto), donde vemos un vídeo explicativo del parque de un cuarto de hora y el operario nos da un plano y nos indica con exactitud donde se encuentran unas cascadas que íbamos buscando, aparte de recomendarnos que una vez vistas las cascadas, sigamos un poco más al sur, hasta el puerto de la Palombera, porque posiblemente haya nieve. Alrededor del centro hay unas cabras y unos perros por ahí a su bola y echamos un ratejo con ellos.

      0517 1224 Perros de Saja-Besaya  0517 1233 Pozo del Amo  0517 1234 Poxo del Amo

La siguiente parada, unos tres kilómetros más adelante, es en una de estas cascadas, llamada El pozo del Amo. Nada más cruzar el puente sobre la cascada se puede aparcar el coche a la izquierda de la carretera y con mucho cuidado con el posible tráfico, ya que la carretera apenas tiene arcén, ir a admirar desde el puente cómo el río Saja se despeña con fuerza para pasar por debajo del puente desde el que miramos. Vuelta a la ruta, siempre en dirección sur por la CA-280, y sin parar de llover. Cuando llegamos a nuestra siguiente parada, El mirador de la Cardosa, la lluvia es casi nieve y la temperatura es de tres grados.

        0517 1255 Camino de la Palombera    0517 1301 Nevada en la subida a la Palombera

A duras penas podemos hacer alguna foto y continuar camino hasta el puerto de la Palombera, donde llegamos ya nevando. Precioso paisaje.

        0517 1322 Puerto de la Palombera   0517 1320 Palombera

Damos la vuelta y bajamos ya camino de Bárcena Mayor, pasando por otra cascada, el Vau la Harina. Da gusto recorrer este camino, y más en esta época. La vegetación se cierra sobre la carretera, mientras no para de llover. Hay algunas señales de tráfico muy curiosas, indicando el posible paso de animales por la carretera.

  0517 1336 Vau La Harina   0517 1348 Bajando de Palombera   0517 1333 Señalización peculiar

Acabamos parando a comer en Casa Lucas, un restaurante en la carretera en la localidad de Correpoco que llama la atención por la cantidad de coches aparcados y por un cartel enorme que lo anuncia como ganador de no sé qué concurso de cocido montañés, que era lo que pensábamos comer, al menos yo.

Disponen de menú y carta, y tienen una serie de platos especiales porque están en unas jornadas de cocina con bacalao. Marina pide menú (13,20 €) y yo pido de la carta el Cocido montañés (8,50 €) y, de la oferta bacalaera, el Bacalao al ajoarriero. Craso error el mío, por dos motivos, a saber: del cocido montañés me zampo todo el puchero que me ponen, porque está exquisito, con lo cual no me habría hecho falta comer más, y además el bacalao no está muy allá, trozos enormes, con cierta pinta de recalentado o de llevar bastante tiempo cocinado y mantenido en caliente. El menú de Marina no está mal. Alubias con chorizo de primero y Albóndigas de bacalao, de segundo. Con diferencia, mejores que mi ajoarriero. La Tarta de queso de postre del menú, espectacular. Parece hecha con queso picón.

0517 1420 La mesa de Casa Lucas  CASA LUCAS 0 Carta 2013-05  CASA LUCAS 0 Menú 2013-05

0517 1444 Cocido montañés en Casa Lucas  CASA LUCAS Cocido montañés 2013-05  0517 1519 Bacalao ajoarrierro en Casa Lucas

CASA LUCAS 1º Alubias con chorizo 2013-05  0517 1519 Segundo de menú en Casa Lucas  CASA LUCAS Tarta de queso 2013-05

Sin dar mucha tregua a la digestión, seguimos viaje hasta Bárcena Mayor, el según algunos, pueblo más bonito de España. A mí realmente me parece un pueblo muy bonito, pero está todo en tan buen estado que da cierta sensación de artificialidad su uniforme arquitectura montañesa, como si las casas se hubieran arreglado para atraer al turismo. Pero esto es solo una impresión. Hay algunas construcciones curiosas, como las casas con arcos en la parte inferior, o el propio arco bajo el campanario de la iglesia. También me gustan mucho los trabajos en madera en aleros y fachadas. El puente sobre el río Argoza también merece la pena. Oye, que al final va a estar bien el pueblo.

     0517 1656 Bárcena Mayor      0517 1704 Bárcena Mayor

     0517 1713 Viva Jesús Sacramentado...      0517 1709 Bárcena Mayor

     0517 1741 Bárcena Mayor      0517 1743 Bárcena Mayor (2)

Acabamos entrando a tomar un café a un sitio llamado La solana. Nada más entrar, gana puntos con un chupa chups que regalan a Irene y los sigue ganando al cobrar 2,20 € por dos cafés. Acabamos comprando dos cajas de corbatas por 7 € y una botella de crema de orujo por 9 €, después de realizar la cata correspondiente.

Lloviendo habíamos llegado a Bárcena Mayor y lloviendo nos vamos. A los pocos kilómetros cogemos el desvío para subir a Los Tojos, un pueblo supuestamente plagado de casas blasonadas, de las que solo vemos una. Eso sí, la carretera para llegar hasta el pueblo ya merece la pena con sus nueve revueltas. Al igual que esta mañana subiendo a la Palombera, seguimos encontrando vacas en medio de la carretera.

      0517 1814 Subida a El Tojo       0517 1827 Más vacas en la S-203

Pasamos, sin parar, por Selores, Renedo y Valle de Cabuérniga, todos pueblos con construcciones llamativas, y llegamos a Terán, donde paramos a ver el campanario de su iglesia y La Castañera, una agrupación de castaños centenarios, con enormes troncos. Me llaman la atención las ruinas de lo que fue la antigua Escuela Central, con su portada neoclásica, y sus pabellones separados para niñas y niños.

          0517 1845 Iglesia de Santa Eulalia y Castañera de Terán     0517 1850 Escuela Central de Terán

Seguimos hasta Ruente, donde paramos a ver La fuentona, una surgencia de agua entre las rocas, origen de un arroyo que desemboca en el Saja, y catalogada como Punto de interés geológico. Tiene la peculiaridad de que su manar se ha visto varias veces interrumpido a lo largo de la historia, sin causa que lo explique, volviendo a surgir con la misma fuerza al cabo de unas horas. Siguiendo el curso del agua por un paraje de gran belleza, se llega a un curioso puente medieval de nueve arcos, pero de muy escasa altura.

  0517 1934 La Fuentona de Ruente 0517 1936 La Fuentona de Ruente 0517 1945 Puente románico sobre La Fuentona

Ya no paramos más hasta llegar a San Vicente. Pasamos por el hotel y volvemos a cenar a El Mozucu. Hoy pedimos unas Rabas (4,95 €), Alitas (aquí cojean, porque son tipo americano, adobadas) y Patatas Alio-Bravas.

Volvemos al hotel para ver al Real Madrid perder la copa del Rey en el Bernabéu contra el Atleti , por 1-2, con gol de Miranda en la prórroga.

sábado, 18

ferrería de Cades – cueva de El Soplao – San Vicente de la Barquera

Hoy vamos en dirección a la comarca de Saja Nansa, donde visitaremos la Ferrería de Cades, y la Cueva de El Soplao.

La Ferrería de Cades era un centro de transformación donde se estuvo produciendo hierro a partir del mineral desde el siglo XVIII hasta principios del XIX. 0518 1307 Ferrería de CadesEl agua del río debidamente canalizada caía con gran fuerza sobre las norias para mover el gigantesco batán que golpeaba sin parar el material para obtener los lingotes de hierro, y los enormes fuelles encargados de mantener el fuego. No sé qué da pensar en la sacrificada labor de los hombres que allí trabajaban, llamados ferrones, encargados de alimentar el ingenio del carbón producido en la zona y del mineral de hierro procedente de las minas vizcaínas, para que no cesara la producción. Estos hombres vivían allí mismo por lo que, ni en sus horas libres llegaban a descansar. Las penosas condiciones de este trabajo hacían que a duras penas superaran los cuarenta años de vida.

Antes de  empezar la visita guiada (7,50 € adultos),  0518 1200 Los Martín en la Ferrería de Cadesse pueden ver unos paneles explicativos en las salas de la entrada y ya durante la visita, aparte de explicar todo perfectamente (gran trabajo de Rebeca y Mariana) hay una demostración del funcionamiento, después de la cual todavía se admira más el trabajo de aquellos hombres. Lamentablemente, está prohibido hacer fotos en el interior, y al contrario que en otras ocasiones, no me fue posible ingeniármelas para obtener ninguna, por lo que adjunto unas fotos que he sacado de internet por lo interesante que me pareció. Y muy recomendable el vídeo que se puede ver en esta página.

         0518 1220 patrimoniocultural

La ferrería forma parte de un conjunto formado por la propia ferrería y dos molinos de 0518 1230 cuentosycosasbonitasharina de maíz, que también se incluyen en la visita, 0518 1240 visitourworkmovidos también por el agua del río Saja, conducido y transformado en un chorro con la potencia suficiente para mover la noria, que, por medio de un eje de madera, transmitía el giro a las piedras de moler. También se puede ver (por fuera, porque está habitada) una casona blasonada, en su día propiedad del dueño de todo el conjunto, a una distancia prudencial de los ruidos y otras molestias que ocasionaba la fabricación del hierro, pero lo suficientemente cerca para controlar la llegada de materias primas y la salida del producto manufacturado.

La llegada de los altos hornos y la producción industrial del hierro acabaron con las ferrerías tradicionales a principios del siglo XIX. Los molinos de maíz, en cambio, prolongaron su vida útil hasta mediados del siglo XX.  

Al salir de la ferrería, subimos a la Cueva de El soplao, con intención de coger entrada para la hora que sea, pero con tal tino que hay un hueco para nosotros en la visita de las 13:30, que sale en cinco minutos.

La visita pierde bastante si has estado hace solo cuatro años, como es nuestro caso, porque el efecto sorpresa se pierde totalmente, pero a Irene parece gustarle.

Para no repetirme, pongo el enlace a nuestra anterior visita: Ruta Cantábrica (octubre-2009)

     0518 1433 Montañas desde El Soplao  0518 1438 Cuevas de El Soplao

Al salir de la cueva, como hemos visto anuncios de restaurantes, decidimos cambiar el Casa Mateo de 2009 por el Casa César, en Bielva, que anuncia un menú del día a diez euros y uno infantil a seis.

Marina y yo comemos Cocido montañés de primero (muy bueno), y Entrecot de segundo. De postres, Tarta de la casa y Tarta de queso. No está mal, como menú de diez euros, cumple perfectamente. Irene come Espaguetis a la boloñesa, Lomo con patatas fritas y una Manzana.

      0518 1616 Casa César en Bielva       0518 1509 Cocido montañés en Casa César 

La comida bien, el sitio tranquilo y el personal agradable. Recomendable.

En el mismo pueblo hay una herrería (taller de herrero, no confundir con la ferrería de esta mañana) expuesta en plan museo, con su potro de herrar y su yunque. Está bien.

Volvemos a San Vicente de la Barquera, con siesta de mis acompañantes por el camino, aparcamos al lado del hotel y nos vamos, por fin, a ver el pueblo donde nos alojamos.

Cruzamos el puente de Tras San Vicente o de la Barquera y entramos al casco antiguo, empezando por visitar el Castillo del rey, que hoy es gratis. Su construcción comenzó en el siglo XIII. Está bastante bien conservado (o restaurado) pero lo mejor de todo son las vistas desde sus torres de toda la bahía, la ría del Escudo y el puente de la Maza, construido en el siglo XV, siendo en aquella época el más largo del reino con sus treintaidós arcos.

0518 1823 Castillo de San Vicente  0518 1826 Castillo de San Vicente

0518 1822 Bahía desde el castillo  0518 1821 Puente de la Maza desde el castillo

Al salir del castillo vuelve a llover y subimos a toda prisa para ver la iglesia de Santa María de los Ángeles, que llama la atención ya desde el exterior por su alto campanario y su aspecto de fortaleza, y en el interior, por sus altas bóvedas ojivales. También destacan el sepulcro de Antonio Corro, inquisidor del Santo Oficio, y el retablo mayor, de estilo barroco.

0518 1839 Iglesia de Santa María de los Ángeles  0518 1844 Sepultura del inquisidor Antonio del Corro  0518 1848 Retablo barroco

Del casco antiguo también es atractiva la fachada del ayuntamiento, renacentista del siglo XV, que fue residencia de la familia Corro.

Por casualidad nos enteramos de que en el interior del castillo hay una teatralización a las 19:30, y volvemos para verlo. Se simula una cena del rey y su corte, con bailes medievales y demás zarandajas. El caso es que, por lo que sea, a la gente de la representación les llama la atención Irene y la eligen para formar parte del espectáculo. Le colocan un escudo en un brazo y una espada en la otra mano y la plantan delante del rey para que este la “arme caballera”. Irene, muda de la impresión que la produce el lío en el que la han metido, les sigue el juego sin entender muy bien de qué va todo aquello.

       0518 1935 Baile medieval    0518 1937 Irene caballera

Salimos del castillo y bajamos las escaleras que nos llevan desde el casco antiguo a la calle principal de San Vicente. Recorremos sus aceras con soportales donde los restaurantes se suceden uno tras otro hasta llegar a la plaza de José Antonio, con sus árboles entrelazados (la avenida principal de la que veníamos es la del Generalísimo, curiosa la conservación de esos nombres en estos tiempos).

        0518 2000 Calle Antonio del Corro          0518 2005 Plaza de José Antonio

Llegamos hasta el parque de la estación de autobuses y, antes de que Irene le pueda coger la medida, empieza a llover otra vez, por lo que volvemos sobre nuestros pasos. Aunque es más pronto que otras noches, nos metemos a cenar de nuevo en El Mozucu. Hoy, Bocartes (6 €), Chipirones plancha (5,50 €), buenísimos, y repetimos con el Revuelto de chorizo del primer día. De propina, otra de Croquetas, porque Navajas no tenían.

  EL MOZUCU Bocartes (6 €) 2013-05  EL MOZUCU Chipirones a la plancha (5,50 €) 2013-05  EL MOZUCU Revuelto de chorizo (7 €) 2013-05

Volvemos al hotel bajo una intensa lluvia.

domingo, 19

San Vicente de la Barquera – Fontibre 

Después de desayunar y hacer el equipaje, salimos del hotel y damos un último paseo por algunos puntos de San Vicente que todavía no habíamos visto.

Visitamos la ermita de la Virgen de la Barquera, que da nombre a la localidad, y de la que se cuenta que llegó hasta allí montada en una barca sin tripulación, remos ni velas. Luego subimos al faro, desde el que hay muy buenas vistas a las playas.

     0519 1153 Ermita de la Virgen de la Barquera    0519 1210 Espigón y playas de San Vicente

Salimos ya de San Vicente de la Barquera, haciendo un pequeño desvío en nuestra trayectoria a la altura de Reinosa para acercarnos a Fontibre, para ver el lugar del nacimiento del Ebro, según se ha considerado tradicionalmente. Desde hace ya unos años, se ha determinado que esto no es así, pero no rompamos el encanto del lugar, que lo tiene, y mucho.

La zona está bastante bien habilitada y señalizada, con una enorme zona de aparcamiento, una oficina de información y creo recordar que había también una cafetería, restaurante o similar.

Dejamos el coche en e0519 1350 Ofrendas en Fontibrel aparcamiento y bajamos por un caminito hasta el lugar donde el Ebro brota sin escándalo, pero con un caudal de quinientos litros de agua por segundo. En una orilla hay una hornacina con lo que parecen ofrendas y agradecimientos a la Virgen del Pilar, que tiene su protagonismo en el lugar subida a un pedestal de piedra con los escudos esculpidos de las provincias por las que pasa el Ebro desde que nace en este lugar hasta que desemboca en Tortosa al Mediterráneo, a casi mil kilómetros de aquí. En total recorre ocho provincias pertenecientes a nada menos que siete comunidades autónomas.

        0519 1351 Virgen del Pilar en Fontibre     0519 1404 Fontibre

Desde aquí se puede tomar algunas rutas senderistas o, simplemente, dar un tranquilo paseo por el paraje, donde las aguas del Ebro están remansadas por una pequeña presa que hay aguas abajo, dando más apariencia de lago que de río. En una de las orillas pasamos junto al monumento a Menéndez Pelayo, cántabro ilustre, con su parrafada esculpida en favor de la unión patria, representada por el propio curso del Ebro, origen, no lo olvidemos, del nombre de la península ibérica.

      0519 1356 Fontibre    0519 1400 La de Menéndez y Pelayo en Fontibre

Este sitio me ha gustado mucho y es más que probable que volvamos en otra ocasión con más tranquilidad.

Salimos de allí ya algo tarde y después de perder tiempo buscando un sitio para comer a nuestro gusto en Aguilar de Campoo, acabamos parando pocos kilómetros más adelante, LA CAÑADA 0 Mesa puesta 2013-05en un restaurante en la N-627, a la altura de Fuencaliente de Lucio. Se llama La Cañada y tiene un menú de 11,10 € que no tiene mala pinta.

En la mesa manteles de tela, servilletas de papel de buen gramaje, agua mineral Santolín (qué mala es), gaseosa La Casera y vino Vanidoso.

De primero pedimos Ensaladilla rusa (muy buena, con la única objeción del atún en escabeche) y Pisto (bueno también). De segundo, Huevos fritos con morcilla (huevos ligeramente pasados, perfectos para mi gusto, patatas fritas exquisitas y morcilla buena y en cantidad) y Churrasco, cortado muy fino y con pinta como de recalentado, servido con una salsa que no logramos saber de qué es y allí se queda. De postres, Flan y Cuajada con azúcar (no había miel). Para Irene pedimos una sopa y luego picotea de lo nuestro. Descubrimos que le gusta la morcilla, pero la cuajada no.

   LA CAÑADA 1º Ensaladilla rusa 2013-05  LA CAÑADA 1º Pisto 2013-05  LA CAÑADA 2º Churrasco 2013-05  LA CAÑADA 2º Huevos fritos con morcilla 2013-05

Vuelta a la ruta con lluvia intermitente, hasta que en el momento que más llueve, a la altura de Lerma, ¡pum!, 0519 2221 Reventón en Burgosreventón de la rueda trasera derecha. Consigo meterme marcha atrás en un desvío, señalizar y liarme a cambiar la rueda, que por cierto está destrozada. Al poco rato, aparece la Guardia Civil y se quedan protegiendo la operación hasta que acabo. Nos quedan doscientos kilómetros hasta casa circulando a ochenta por hora, ya que la rueda de repuesto es de galleta.

Para rematar la fiesta, setenta kilómetros más adelante, a la altura de Honrubia de la Cuesta, tremenda granizada que deja el asfalto blanco. 0519 XXX3 Granizada de vueltaLa carretera se colapsa por un accidente que no llegamos a ver pero que según nos enteramos por Radio 5 más tarde, ha afectado a varias decenas de vehículos. Nos desvían por dentro del pueblo al estar cortada la autovía.

En fin, cuando conseguimos volver a la A-1, retomamos nuestros vertiginosos ochenta por hora, hasta que llegamos a casa con 133256 kilómetros.

Resumen de estos días, buen viaje: sitios interesantes, bonitos paisajes, buena comida, y todo acompañado de un clima excelente. Punto… y seguido, porque volveremos pronto.

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

…y de propina, Numancia (noviembre-2012)

Los que hayáis llegado aquí desde nuestra Ruta por la Navarra Media ya sabéis lo que hemos hecho los días anteriores. A los que hayáis llegado directamente podéis pinchar el enlace del primer renglón para daros una vuelta por monasterios y fortalezas varias de la Navarra central.

 Sábado, 3

  Sea como sea, el caso es que en este punto del viaje nos encontramos a medio camino entre Navarra y Soria.

  Tras un último tramo de camino donde recorremos oscuras y solitarias carreteras, pasando entre otros pueblos por Almajano, llegamos al pueblecito de Buitrago, doce kilómetros al norte de Soria, donde tenemos reservada una habitación en un alojamiento rural. (Banda sonora de este párrafo: “Romance de ‘Nacional’”, del Nuevo Mester de Juglaría, en concreto la versión de su disco “10 años de canción tradicional”).

  Nos reciben los peculiares propietarios de la Casa del Diezmo, que de tan atentos son un poco pesadillos, pero muy buena gente. La habitación es un poco pequeña y el equipamiento, el justito, pero para dormir está bien. El baño está mejor.

  1103 1954 La casa del Diezmo 1103 1953 La casa del Diezmo 1103 1956 La Casa del diezmo

  Bajamos a cenar a Soria, a la zona peatonal, con la desgracia de que juega el Real Madrid y están todos los bares hasta arriba.

 1103 2211 Con Gerardo Diego en Soria Después de recorrer El Collado arriba y abajo, caminando entre una multitud de gente que llena el paseo y los diferentes locales, al final nos hacemos un hueco en el Torcuato, donde aparte de las pocas opciones c1103 2145 Cena en el Torcvato de Soriaomestibles no hacen méritos para ganarse ninguna propina. Comimos unos chipirones encebollados (muy buenos, todo hay que decirlo) y creo que unas croquetas, pero no lo recuerdo bien (17,10 €). El caso es que salimos con hambre y acabamos cogiendo unos bocatas para llevar en el Tito (6,50 €), un chino que fue español, de esos que tanto están proliferando últimamente.

  Cuando llegamos de vuelta a la casa, son casi las once, o sea que liquidamos los bocatas entre los tres y a dormir.

Domingo, 4

  Desayunamos un café y una tostada en compañía de nuestros caseros, que nos cuentan lo mal que está todo por la zona, incluyendo su establecimiento, pagamos (50 €) y nos vamos de Buitrago.

 1104 1027 Casa del Diezmo

   Bajo una fina lluvia, subimos a Numancia, al yacimiento celtíbero.

  Numancia se encuentra a siete kilómetros de Soria, y es famosa por haber mantenido una heroica resistencia frente a las tropas romanas entre los años 153 y 133 antes de Cristo. Uno tras otro fueron vencidos todos los generales romanos que intentaron la conquista hasta que llegó el mejor de todos ellos, Publio Cornelio Escipión, fino estratega, que estableció alrededor del poblado celtíbero un cerco forma1104 imagenes_Numancia_Sitio_0c4ed5b4do por siete campamentos unidos entre ellos por un muro de nueve kilómetros de perímetro, con torres cada treinta metros equipadas con catapultas y otras máquinas de guerra. Defendió a su vez ese muro con un foso y una estacada de madera, ¡para protegerse de los ataques de los numantinos!. Montó además dos fortines en los puntos de aprovisionamiento de agua junto al río, para hacer imposible a los numantinos coger agua o desplazarse por el río en busca de suministros. Contaba Escipión a sus órdenes con un ejército de 60000 hombres, lo que suponía un número veinte veces mayor que la población total de Numancia en ese momento. Con todo esto, aún aguantaron los numantinos el asedio durante once meses, pero la falta de aprovisionamientos empezó a di1104 ultimos-dias-de-numanciaezmar la población por el hambre y enfermedades, momento en el que la mayoría optó por suicidarse para no caer en manos de los romanos, como se ve en el famoso cuadro de Alejo Vera. Como era de temer, los supervivientes fueron vendidos como esclavos. Las tierras conquistadas fueron repartidas entre los indígenas que colaboraron con los romanos durante el asedio. Resulta increíble cómo pudieron oponer semejante resistencia a un ejército con la formación y experiencia del romano, lo que les valió para pasar a la historia como símbolo de resistencia y heroísmo, incluso para los historiadores romanos.

                     1104 1124 Numantina    1104 1136 Las chicas en Numancia 

  Después de esta introducción histórica, vamos con la visita guiada (4 € por persona), que se hace después de ver un vídeo de presentación. El guía es excelente, de los que les gusta su oficio. Sitúa en la historia el sitio al que sometieron los romanos a Numancia, explicando los cómos y los porqués, y luego recorremos el yacimiento, empezando por ubicar en el espacio el cerco romano a Numancia, indicando dónde estaban los campamentos romanos. También se puede ver que la ciudad estuvo defendida con una potente muralla con torreones, de la que se ha reconstruido un tramo, lo que ayudó a su defensa. Entre otras cosas, contaban con aljibes para recoger el agua de lluvia, y no tener que depender del agua del río. Se pueden ver reconstrucciones de las viviendas tipo del agricultor y el ganadero, con las diferencias entre ellas. Durante la visita la lluvia va y viene y mientras, Irene, perfectamente.

    1104 1129 Casa de agricultores       1104 1159 Casa de ganaderos

1104 1213 Viviendas de las elites     1104 1230 Estuvimos allí

  El caso es que al acabar la visita a Numancia llueve lo suficiente como para anular el paseo previsto por el centro de Soria y la visita a la ermita de San Saturio, por lo que decidimos llegar hasta Medinaceli, ya de camino a casa, que también merece una visita. Llegamos poco antes de las dos, a tiempo para ir a la oficina de turismo a por información. Podemos ver el arco romano, la plaza… pero varias de las cosas que se pueden visitar cierran de 2 a 4, además Irene tiene hambre, así que bajamos a comer a la zona de restaurantes junto a la carretera.

imagenes_Medinaceli_Arco_romano_(fondo_paisaje)_f43ff3b4

  El Carlos Mary, donde me he comido yo algún bocata que otro en mis rutas laborales, es el sitio elegido. Típico parador de carretera antigua. Tienen un menú de 10,80 € que para ser domingo, es mejor de lo que me esperaba. Pedimos una sopa de la carta para Irene y nosotros pedimos el menú, que cumple el trámite. Marina, judías blancas y pollo asado y yo, Paella y Escalope de cerdo. Todo soso. Lo mejor, la tarta de queso de postre.

big_46113_1_restauarante  CARLOS MARY 0 Menú 2012-11.

CARLOS MARY 1º Paella 2012-11.  CARLOS MARY 1º Judías estofadas 2012-11.  CARLOS MARY 1º Sopa de cocido (4,80 €) 2012-11.CARLOS MARY 2º Escalope de cerdo 2012-11.  CARLOS MARY 2º Pollo asado 2012-11  CARLOS MARY P Tarta de queso 2012-11.

  Al salir sigue lloviendo, así que anulamos también la visita a Medinaceli y nos vamos para casa. Así tenemos más tiempo para deshacer las maletas y descansar un poco, que mañana hay que currar. Fin del viaje.

  Nos vemos en la próxima.

Publicado en Viajes | Etiquetado , , | Deja un comentario

Ruta por la Navarra Media… (noviembre-2012)

… y de propina, Numancia

1101 1308 Mundochurrillo en Eunate [1318]

INTRODUCCIÓN

  Santa María de Eunate. Esa fue la excusa para hacer este viaje. Descubrir esa iglesia tan peculiar en una publicación unos meses atrás, me produjo tales ganas de conocerla de cerca que, a la primera ocasión que se presentó, allí nos plantamos. Al fin y al cabo, cualquier excusa es buena para volver a Navarra, donde he pasado mucho tiempo durante los últimos veinte años, casi siempre por motivos laborales. Me encanta esta tierra, y ya que teníamos unos cuantos días por delante, planifiqué una ruta con mucha piedra a la vista por la parte central de la comunidad, conocida como Navarra Media, una zona con abundancia de fortalezas, iglesias, monasterios, etc. Muchas de estas construcciones nacidas al amparo del Camino de Santiago, que recorre esta zona de Navarra. A continuación podéis leer el resumen de este viaje.

jueves, 1

Santa María de Eunate – Puente la Reina – Monasterio de Irache

1101 1122 Huevo frito en La Ribera  Salimos de casa a las 8:05 de la mañana rumbo a Eunate, pero con la primera escala bien definida en el libro de ruta. Sería el Asador La Ribera, en Cintruénigo, ya en Navarra, para almorzar unos buenos huevos fritos con chistorra, acompañados de vino con gaseosa, como se hace por aquí. Irene, por supuesto, también se zampa su huevo con patatas, como es de ley. Conviene adaptarse al medio cuanto antes. Una vez llena la panza, ya no paramos hasta llegar a nuestro destino principal.

  La iglesia de Santa María de Eunate se encuentra solitaria en medio del campo, a un lado de la carretera NA-601. Aunque pertenece a la localidad de Muruzábal, está separada unos dos kilómetros de este pueblo. Es una construcción románica realmente peculiar, ya que a su planta octogonal, casi única en España, se suma la galería que rodea todo su exterior de arcos y que le dan un aspecto distinto a cualquier otra iglesia. Esta arcada también tiene forma octogonal, al igual que el muro que rodea el exterior de todo el conjunto.

   eunate_plano     1101 1311 Santa María de Eunate [1314]

  A pesar de que en vasco, Eunate significa “cien puertas”, la cantidad de arcos que forman el pórtico se queda en treintaitrés. En uno de sus ocho lados, a la iglesia se le adosa una torre, y en otro, un ábside pentagonal con el tejado rodeado de canecillos con caras humanas. Lamentablemente, la iglesia está cerrada y no podemos verla por dentro, aunque lo más interesante está en el exterior. La belleza de la iglesia y la tranquilidad del lugar invitan a un rato de contemplación antes de seguir viaje.

1101 1307 Santa María de Eunate   1101 1313 Santa María de Eunate [1308]  

                  1101 1310 Canecillos en Eunate   1101 1319 Capiteles del claustro exento. Eunate [1322]

  Cinco kilómetros más adelante, llegamos a Puente la Reina, hito importante en el Camino de Santiago, por ser el lugar donde se juntan dos de sus ramas, la navarra procedente de Roncesvalles, y la aragonesa procedente de Jaca. Atravesamos el pueblo caminando por la calle Mayor, dejando a la derecha la iglesia de Santiago, cerrada, y al otro la plaza de Mena, que hace las veces de plaza mayor.

         1101 1421 Calle Mayor en Puente la Reina     1101 1431 Puente la Reina

  La calle desemboca en el puente románico que da nombre a la localidad. Millones de peregrinos a lo largo de los siglos habrán cruzado el río Arga por este puente, quizás por eso el entorno me defrauda un poco; me lo esperaba de otra forma, en un ambiente digamos más románico, pero a un lado hay una carretera y al otro unas casas feas. Desde el más moderno puente que soporta la carretera NA-1110 que une Pamplona con Estella, se puede contemplar perfectamente la silueta del puente románico, con sus cinco arcos visibles (hay dos más enterrados).

1101 1438 Puente la Reina

  Después de ver el puente vamos con Irene a un parque que hay al lado, pero empieza a chispear y decidimos seguir camino hasta Estella. A pesar de ser junto a Tafalla la localidad principal de toda esta comarca, y tener unas cuantas cosas que ver, no vamos a detenernos allí nada más que para comer unos bocatas en el bar Amaya. Es una lástima que, por ser festivo, hoy no hayamos podido visitar el mercado que se celebra en Estella todos los jueves, porque esto sí que habría sido otro de los puntos fundamentales del viaje.

          1101 1705 Torre herreriana y pórtico   1101 1653 Monasterio de Irache. Capilla Mayor

  Volvemos al coche, y chispeando de nuevo, nos acercamos al Monasterio de Irache, donde recorremos a nuestra bola la iglesia románica y el claustro plateresco, comunicados por la llamada Puerta Preciosa. La torre campanario, para completar la mezcla de estilos, es herreriana, como el edificio adosado al templo, que acogió una universidad.

  1101 1655 Puerta Preciosa, siglo XVI 1101 1659 Monasterio de Irache. Fuente del claustro 1101 1700 Monasterio de Irache. Las chicas en el claustro

  Justo al lado del Monasterio están las Bodegas Irache, en cuyo exterior se encuentra una fuente con dos grifos, uno de agua y el otro de vino, alivio de peregrinos sedientos o con ganas de darse una alegría después de las fatigas del camino. Echo un traguito de zumo de uva y para el coche corriendo, que empieza a llover.

             1101 1714 Fuente del vino en Irache            1101 1715 Traguito de vino...

  Decidimos irnos ya hacia nuestra base de operaciones para este viaje, el Hotel Rural El Castillo, en Larraga, un pueblo situado en un alto, y en el que no hay nada especial que ver. El hotel, un poco aislado en lo alto del pueblo, frente al depósito del agua, y en obras de ampliación, da cierta sensación de Bates Motel. Nos encontramos la habitación con la calefacción a tope. No hay ningún lujo, pero está bien. Servicio con plato de ducha y pequeño lavabo. Desde la terraza hay unas magníficas vistas panorámicas a los alrededores.

   1103 1627 Hotel El Castillo 1103 1005 Larraga 1102 2242 Hotel El castillo

  Intentamos cenar en El poste, un sitio que hemos visto en la carretera en el desvío a Larraga, con buena pinta, pero están desbordados por el exceso de afluencia y no pueden atendernos, así que, después de un rato de espera infructuosa, nos vamos hasta Tafalla a buscar algo y acabamos entrando en un sitio llamado Las Torres y cenamos unos pinchos (13 €).

  De vuelta al hotel, vemos en la tele uno de los capítulos más memorables de la primera temporada de Pesadilla en la cocina, el dedicado al restaurante Da Vinci de Moraira.

viernes, 2

Foz de Lumbier – Monasterio de Leyre – Castillo de Javier – Pamplona

  Sin rencores por lo de anoche, bajamos a desayunar en El Poste (6,10 €). Bocatín de lomo y pimientos para mí y tostada con aceite para Marina. Los currelas lugareños a base de callos con huevo, manitas de cordero, ajoarriero y delicias por el estilo.

          1102 1206 Entre túneles       1102 1209 Río Irati. Al fondo, el Puente del Diablo

  Hoy vamos a la Foz de Lumbier, a una hora de camino hacia el este. Se trata de un cañón excavado en la roca caliza a lo largo de millones de años por las aguas del río Irati, que discurre entre paredes de considerable altura que en algún punto alcanzan los ciento cincuenta metros. El recorrido normal, de unos cuatro kilómetros, se hace por el camino que ocuparon las vías del primer tren eléctrico que circuló por España, y que funcionó entre 1911 y 1955 uniendo Pamplona con Sangüesa. Al final del recorrido, sobre el punto donde más se estrecha la foz, podemos ver lo (poco) que queda de lo que se conoce como Puente del Diablo. El nombre se debe a las variadas leyendas que le rodean. Lo único que parece cierto es que fue construido en el siglo XVI para facilitar el paso a los peregrinos de la vía aragonesa del Camino de Santiago, y que fue destruido a principios del XIX.

1102 1159 Entrada al primer tunel de la Foz de Lumbier 1102 1210 Lumbier 1102 1321 Irene en el túnel largo

  Dejamos el coche en el aparcamiento (cuesta 2 € todo el día). Hacemos la caminata bajo la amenaza de lluvia, pero por suerte no llegamos a mojarnos. En el recorrido hasta el Puente del Diablo se pasa por dos túneles excavados en la roca, sin iluminación, por los que circulaba el tren. No es imprescindible, pero viene bien llevar una linterna, porque en uno de los túneles, de más de doscientos metros de largo, se llega a perder la luz por completo y el suelo es algo irregular. Con el carro, Irene pasa bien los túneles. A lo largo del recorrido, nos sobrevuelan buitres, quebrantahuesos y otras aves protegidas, que anidan en los paredones de roca. No en vano Navarra posee la mayor colonia europea de buitre leonado.

1102 1327 Buscando buitres

  La caminata no es cansada porque en general es bastante llano y el escenario natural que nos acompaña compensa el esfuerzo. Al final del recorrido de ida se puede intentar llegar a lo que dejaron los franceses del Puente del Diablo después de volarlo durante la Guerra de la Independencia, pero hay que hacer un poco el cabra y voy yo solo a verlo.

              1102 1317 Aviso para navegantes        1102 1312 Lo que queda del Puente del Diablo

  De vuelta al coche, ponemos rumbo al Monasterio de Leyre. Por el camino, sorprendente hallazgo, el restaurante Latorre en el cruce de Liédena, con impresionante despliegue de platos en el menú. Me recuerda un poco al difunto Sancho el Fuerte de Ribaforada (al antiguo, que se derribó en 2004, donde tantas veces comí, cené y dormí en mis andanzas por la ribera). Cantidad y calidad proporcionales al precio (dos menús a 15,40 € más cafés, 32,18 €). Además, tuvieron detallitos con Irene, como ponerla un plato de patatas fritas, que no pedimos ni nos cobraron, pero que ella se comió de mil amores. Por cierto, tengo que decir que se lleva portando de maravilla lo que va de viaje.

1102 1534 Complejo Latorre en Liédena LATORRE 0 Menú 2012-11

LATORRE 1º Fideuá negra de mejillones y txopitos con alioli 2012-11  LATORRE 1º Macarrones con chistorra y tomate 2012-11  LATORRE 2º Conejo a la plancha con alioli 2012-11 LATORRE 2º Lomo de bacalao al pil-pil 2012-11  LATORRE P Requesón con miel 2012-11  LATORRE P Tarta manzana 2012-11

  Cuando llegamos al monasterio, nos toca esperar un ratillo a la primera visita guiada de la tarde (2,70 € por persona) . Estamos a los pies de la sierra de Leyre, en un entorno magnífico y relajante y al fondo se puede contemplar el gigantesco embalse de Yesa, ya en la provincia de Zaragoza, conocido como el Mar de los Pirineos por su enorme extensión.

        1102 1612 Los Martín en Leire     1102 1551 Pantano de Ayegui, el mar de los Pirineos

  El recorrido por el Monasterio de San Salvador de Leyre, que es su nombre completo, empieza por la cripta, que no es de enterramiento sino de cimentación. Se trata de otra de las maravillas del románico que veremos en este viaje; un bosque de bóvedas, columnas de poca altura que soportan enormes capiteles, todos ellos diferentes, donde apoyan los arcos y bóvedas sobre los que está construida parte de la iglesia, a la que pasamos a continuación, destacando la nave central románica construida en el siglo XII.

1102 1622 Monasterio de Leire. Cripta  1102 1623 Cripta de Leire  1102 1624 Monasterio de Leire. Cripta

  En una reforma en el siglo XVI, se construyó la bóveda actual en estilo gótico. En el exterior se puede ver el pórtico románico del siglo XII conocido como Puerta Speciosa , una auténtica biblia en piedra, por la cantidad de figuras representadas tanto en sus arquivoltas, como en el friso superior y el tímpano del arco.

 1102 1654 Asimetría en Leire    1102 1659 Leire

  De Leyre, corriendo a Javier, a ver el castillo, al que pensamos que no llegamos, porque cierran a las 17:30 y efectivamente, así es, nos quedamos sin entrar por cinco minutos. Al menos las vistas por fuera ya compensan el haberse acercado hasta aquí. El castillo, construido entre los siglos X y XI, es como de película de miedo. Se supone que aquí nació Francisco Javier, patrón de Navarra, en cuyo honor se celebra todos los meses de marzo una multitudinaria peregrinación hasta el castillo. Tiene adosada una basílica del siglo XIX, que es lo único que podemos visitar.

 1102 1739 Castillo de Javier    1102 1746 Castillo de Javier

  A petición de Marina, cancelamos la visita a Sangüesa a cambio de acercarnos a Pamplona, que no estaba incluida en la ruta. Llevamos toda la semana diciendo a Irene que iba a Pamplona y no está mal que sea verdad.

  Aparcamos en el parking de Aduana y damos un pequeño paseo por el centro (Plaza Castillo, Ayuntamiento, Mercaderes, Estafeta…). Acabamos donde siempre, el Bodegón Sarria, donde gracias a los encantos de Irene, una pareja nos hace sitio en una mesa. Antes de eso, ha habido que comprarla un bocata de jamón en una tienda de productos salmantinos, porque la ha entrado la hambruna. Entre otras cosas, Irene se come un pincho de chistorra del que parece que se va a acordar mientras viva. En total, 18 €.

1102 1952 Castañero navarro  1102 2008 El ayuntamiento de noche 1102 2058 Dándole a la chistorra en el Sarria

  De vuelta al hotel, pasamos por Artajona, donde pensamos ir mañana, pensando que el cerco pueda estar iluminado de noche, pero no es así. Locuras mías.

  Al hotel a dormir y hasta mañana.

Sábado, 3

Palacio Real de Olite – Cerco de Artajona

  Cuando salgo del hotel después de liquidar la cuenta, me encuentro con Marina hablando con una lugareña sorprendida de que desde Madrid hayamos llegado hasta ese pequeño pueblo. La explica que el camino frente al hotel sube a un cerro, donde estuvo el castillo, con buenas vistas de la zona.

  Como está lloviendo otra vez, no podemos subir a verlo, así que bajamos a desayunar a El Poste (pincho de tortilla y bocatín de francesa con jamón, 6,65 €) y al acabar volvemos a Larraga y subimos al cerro, ahora que ya no llueve. Buenas vistas, es verdad, pero del castillo no queda ni una piedra.

  Tiramos para Olite, con intención de llegar al Palacio Real a la visita guiada de las 12:30, saltándonos el paso por Artajona por falta del tiempo. Una vez allí, decidimos no esperar la salida de la visita guiada y cogemos una audioguía para ir a nuestra bola (3 € cada entrada más 8,50 € de la audioguía) .

 1103 1244 Castillo de Olite  1103 1250 Olite  1103 1245 Castillo de Olite

  El Palacio Real de Olite, que visto desde lejos parece hecho con el Exin Castillos, fue mandado construir por Carlos III el Noble al estilo gótico francés imperante en la época, sin reparar en gastos, y fue sede de la corte navarra hasta la conquista de Navarra y su incorporación a la corona de Castilla en 1512. Aquí hay mucho que ver.

1103 1313 Castillo de Olite   1103 1226 En el castillo de Olite

Vamos recorriendo, entre otras, la Sala de los Arcos, la del Rey, la de la Reina, los jardines interiores, y torres por doquier. Irene, como una jabata, sube a todas, la del Homenaje, la de los Cuatro vientos, la de las Tres coronas, etc. En el lado sur, en el exterior del palacio, está el pozo del hielo, donde se acumulaba hielo y nieve para conservar los alimentos y para usos médicos.

1103 1247 Castillo de Olite     1103 1252 Olite desde el castillo

   Cuando salimos del palacio, la iglesia ya está cerrada, y acabamos comiendo en un sitio con una decoración muy curiosa de carteles y fotos de competiciones deportivas antiguas, Los lebreles se llama. Aunque con problemas de desbordamiento por más afluencia de la esperada, comemos razonablemente bien por 28,30 €.

1103 1356 Los Lebreles    1103 1416 Los Lebreles    1103 1431 Los lebreles

                      1103 1618 Cerco de Artajona

  De Olite volvemos hacia atrás para ver, ahora sí, el Cerco de Artajona, impresionante recinto amurallado del siglo XI en lo alto de un cerro. Al llegar arriba estamos solos. Preguntamos en la oficina de información y la encargada nos hace una visita casi personalizada de la Iglesia fortaleza de San Saturnino, templo del siglo XIII que casi parece un castillo, explicándonos perfectamente la historia de la iglesia gótico-románica, con su curioso sistema de recogida de aguas al aljibe por medio de los colectores de la cubierta. En el exterior destaca la portada gótica. Al final, le regala un lápiz gigante de recuerdo a Irene por lo bien que se porta. La visita guiada cuesta 2,70 € por persona.

1103 1621 San Saturnino en Artajona 1103 1702 San Saturnino en Artajona 1103 1708 El martirio de San Saturnino

  Antes y después de la visita a la iglesia, recorremos el perímetro del cerco, que conserva nueve de las catorce torres que tuvo en su día. Está bien conservado y desde la altura hay buenas vistas de los alrededores.

1103 1609 Cerco de Artajona

  Después de hacer cálculos y tener en cuenta la opinión de Marina, descartamos definitivamente la visita a Ujué, donde me apetecía mucho ver la iglesia-fortaleza de Santa María, y tiramos para Soria, que es la propina de nuestra ruta navarra.

  Si os apetece saber lo que pasó por tierras sorianas, pinchad el enlace siguiente
… y de propina, Numancia

Publicado en Viajes | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Calsot. Comer en catalán en la sierra de Madrid

CALSOT

Restaurante en Hoyo de Manzanares (Madrid)

Última visita: enero de 2013

Precio medio: 30 €

¿Recomendable?: Sí, en temporada de calçots.

www.calsot.com

Aprovechando el comienzo de la temporada de calçots, decidimos acercarnos (¿o debería decir decidí que nos acercáramos?) a la embajada gastronómica catalana en la sierra de Guadarrama, que es un lugar donde parece que sorprende un poco encontrar un restaurante de este tipo.

Asignar imagen

El caso es que hace unos años ya nos pusimos el babero en Casa Jorge, en Madrid, pero la experiencia no fue del todo satisfactoria, sobre todo para la serrana, así que cuando el año pasado, ya fuera de temporada, me enteré de la existencia del Calsot, decidí que este año no me quedaba sin mi calçotada en la sierra.

Para los que sepan menos que yo de los calçots, os diré que son un tipo de cebolla tierna y dulce que se cultiva en algunas zonas del sur de Cataluña, aunque al igual que los castellers, tienen su centro en Valls (Tarragona), donde existe incluso denominación de origen protegida. Su ternura y blancura tienen su origen en el sistema de cultivo. Según van creciendo se va amontonando tierra a su alrededor (se van “calzando”, de ahí su nombre) para evitar que les dé el sol.

Cuando llega la temporada, empiezan a celebrarse las calçotadas, donde las familias y amigos se reúnen en torno al fuego donde se preparan los calçots, no a la brasa, sino directamente sobre las llamas, con lo que la capa exterior queda totalmente calcinada y negra. CALSOT ParrillaDespués de hacer los calçots al fuego, se aprovechan las brasas que se forman para preparar una variedad de carnes, donde no suele faltar la butifarra y el cordero.

Curiosamente y sin proponerlo, nuestra visita al Calsot coincidió en fecha con la Gran Fiesta anual de la Calçotada de Valls, a la que acuden cientos de personas de todo el mundo y que de forma más o menos oficial marca el inicio de la temporada de las calçotadas en Cataluña.

Para ver un poco mejor de qué va esto, podéis ver este vídeo de estos dos elementos de los que, por cierto, hace tiempo que no sé nada: calçotada con los primos

Y después de esta introducción, vamos con nuestra visita al Calsot, que se produjo un domingo a mediodía, con lo que el parking estaba lleno de familiares y monovolúmenes (a ver cuándo entras en razón, Óscar). Entre el parking y el restaurante hay una zona con columpios y otros entretenimientos para los enanos y, al lado contrario, una pequeña plaza de toros, que no sé qué relación tendrá con el restaurante.

0127 1320 Llegada al Calsot

Las zonas para comensales son un comedor y una carpa cerrada. Las sillas, de plástico, y las mesas, de madera, sin manteles y con servilletas de papel, cubertería normalita y vajilla de salón de bodas de hace treinta años, con esos platos blancos supergordos.

En la carta, como curiosidad, aparece una breve explicación del origen de los calçots y las instrucciones para comerlos.

CALSOT Carta 2013-01       0127 1330 El origen de los calçots

Aunque en la mesa hay un babero para cada uno, Marina sigue sin estar por la labor de comer calçots, con lo que pedimos un Menú calçotada para el Páter y para mí, y la madre y la hija se reparten un Pollo Calsot, una Ración de patatas fritas y una Tostada de embutidos catalanes.

El Menú Calçotada para dos, sin incluir bebida ni postres, cuesta 39 euros, e incluye lo siguiente (transcribo de la carta): Ensalada Calsot; Tostada de pan con tomate y embutidos catalanes (butifarra blanca, negra y fuet); Ración de calçots (12 ud.); Combinado de carnes (butifarra blanca, butifarra negra, conejo a la brasa, chuletas de cordero y pollo Calsot). Y a continuación doy un repaso a este menú.

CALSOT Ensalada Calsot (Menú calsotada) 2013-01        CALSOT Tostada de pan con tomate y embutidos catalanes (Menú calçotada) 2013-01

La Ensalada cumple con su papel de acompañamiento, sin más. En algún otro blog he visto fotos con alguna rodaja de fiambre, pero en este caso solo tenía lechuga, cebolla y tomate. La Tostada de embutidos está bien para ir abriendo boca, viene bastante repleta. Luego viene lo que nos ha traído hasta aquí, los Calçots. Servidos como mandan los cánones, sobre una teja árabe y envueltos en papel de periódico para que guarden el calorcito. Falló el detalle de atrezzo de traerlos envueltos en El mundo en vez de en La vanguardia. Nos calzamos los baberos y manos a la obra.

CALSOT Ración de calçots (menú calsotada) 2013-01     CALSOT Ración de calçots (Menú calçotada) 2013-01

Exquisitos, me han encantado, igual que la salsa romesco que los acompaña, y ver al Páter comiendo calçots no tiene precio. Con los calçots habían llegado a la mesa unas toallitas de esas que crecen al echarlas agua y desde luego que hay que usarlas, porque después del despellejamiento de los calçots tenemos las manos como carboneros.

0127 1400 Calçot, tiempo 1    0127 1332 Cómo comer calçots    0127 1402 Calçot, tiempo 2

Por último, la carne. Las butifarras, bien. El conejo y el pollo, poco hechos para mi gusto, menos aún el conejo que el pollo, pero lo mejor de todo, con diferencia, las chuletas de cordero, de las que había una para cada uno.

CALSOT Combinado de carnes (Menú calsotada) 2013-01Como nota tacaña, decir que si se quiere all-i-oli con la carne a la brasa, hay que pagarlo aparte, al precio de 2,50 euros la tarrina. No tendría mucha importancia si fuera un all-i-oli en condiciones. Pero no sabía ni a ajo, ni a aceite, ni a nada. Vamos, que ni all ni oli. Un cero para ese potingue, no lo pidáis. Llevaos una tarrina de Chovi en el bolso y lo agradeceréis.

Bueno, y aparte del Menú Calçotada, lo que comieron las niñas. El Pollo Calsot, hecho en una espada giratoria, tipo a l’ast, pero al calor de las brasas. Según dijo el camarero, un poco picante (curioso que lo avisara con el pollo ya en la mesa, cuando se entendía perfectamente al hacer la comanda que lo iba a comer una niña de dos años). El pollo estaba bueno pero 8 € por medio pollo me pareció un poco caro, y más si lo comparamos con el resto de precios de la carta. Eso sí, con las patatas fritas me quito el sombrero y hasta los pantalones si hace falta. Buenísimas, exquisitas. A lo mejor pillamos el aceite de la freidora recién cambiado y vosotros ya no las probareis iguales, pero de verdad que merecen los cuatro renglones que llevo hablando de ellas. La Tosta de pan con tomate y embutidos catalanes (7 €) es la misma que la del Menú Calçotada, o sea, que ya está comentada.

CALSOT Pollo a l'ast

No ponen pan si no se pide, pudiendo elegir, dependiendo del gusto y la economía, entre pan tostado sin más, por 1 €, o pan tostado con tomate, por 4 €.

De bebida, agua del manantial de Lahoz, de Fuente Liviana. Con eso también está todo dicho. No voy a emplear más tiempo en hablar de lo poco que me gustan las aguas minerales de Cuenca. También pedimos Sangría de cava. Traen a la mesa una jarra de cristal con melocotón y otras verduras en el fondo nadando en un mezcla de líquidos que el camarero me identifica como Cointreau y creo que limón. Sobre todo esto, vacía una botella de cava enterita. La mezcla está buena. Me recuerda al krushon de El cosaco.

CALSOT Crema catalana (4 €) y Mel i mató (4 €) 2013-01

Y para terminar, una de postres caseros. Muy buenos los dos que probamos (a 4 € cada uno), tanto la Crema catalana como la Mel i mató. La otra opción casera es el Postre músico que vimos por otras mesas, una bandejita de frutos secos acompañados de un porroncillo de vino dulce. Por cierto, a todos los precios que he puesto hay que sumarles el iva.

En cuanto al servicio, bien en general, aunque con alguna lagunilla como lo que he dicho del pollo picante, o que se llevaran todas las servilletas de la mesa al acabar los platos principales y no las repusieran con el postre.

Dejo pendiente para otra visita probar los cargols a llauna, otro de los clásicos de la gastronomía catalana, pero tiene que ser cuando encuentre a alguien con quien compartirlos. Se aceptan voluntarios.

VL02200 VL02240 00 40 4 N L0L0L0L3L3L3L5L5

Publicado en Restaurantes y similares | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

O Careto, el arte del bacalao a la brasa

 

O CARETO

Restaurante en Varge (Braganza, Portugal)

Última visita: agosto de 2012

Precio medio: 13 €

¿Recomendable?: Sí, mucho.

En Varge, un pequeño pueblo portugués de menos de doscientos habitantes, ubicado en pleno Parque Natural Serra de Montesinho, se encuentra O Careto. A cuarenta kilómetros de nuestra habitual base de operaciones en la comarca zamorana de Sanabria (que es desde donde solemos ir) o a solo trece del centro histórico de Braganza, la capital del distrito de Tras-os-Montes, en el noreste de Portugal.

Asignar imagen

 

El restaurante recibe el nombre de los personajes disfrazados que toman las calles del pueblo en las fiestas que se celebran alrededor de la Navidad, y que curiosamente tienen cierto parecido con el cacereño Jarramplas de la localidad de Piornal.

      O Careto - Rogerio Santos     O Careto -Varge (carlos gonzlez ximnez)

Para llegar hasta este lugar desde Puebla de Sanabria, que es el camino que conozco, lo haremos por la carretera local ZA-921, que más adelante se convierte en la N-308 portuguesa. Y el cambio de carretera sucede cuando atravesamos la curiosidad geopolítica que supone un pueblo partido por la frontera hispanolusa, lo que le hace recibir dos nombres distintos, Rihonor de Castilla en el lado español y Rio de Onor una vez que cruzamos la frontera, aunque para los habitantes del pueblo sean el Povo de Azima y el Povo de Abaixo, dicho en rihonorés, un dialecto tan local que solo se habla en este lugar. El pueblo, que no llega a los cien habitantes, realmente merece un breve alto en el camino, sobre todo en el lado portugués, cuando la carretera de asfalto se convierte en callejuela de adoquines y empieza a serpentear entre las viviendas de pizarra, hasta el extremo de que los autocares y camiones de cierto tamaño no pueden circular por ella. Y eso, a pesar de que las escaleras exteriores de algunas viviendas se demolieron para aumentar la anchura de paso.

 0126 1434 Rihonor    0126 1503 Persecución    0126 1501 Lugareña

Podemos observar los usos y costumbres de este cruce entre pueblo y túnel del tiempo, tomando una cerveza en uno de los barecillos cercanos al río. Eso sí, será una Super-Bock, porque los bares están en el lado portugués, a diferencia de la tienda de alimentación, que está en el lado español. Algo parecido sucede con el agua. El depósito se encuentra en España, mientras que la depuradora la tenemos en Portugal. Al menos así era hace muy poco tiempo.

Cuando nos decidamos a continuar camino, ya entraremos de lleno en el Parque Natural de Montesinho hasta llegar a Varge. Una vez que lleguemos allí, justo antes de cruzar la Ribeira das Igrejas, que es el riachuelo que parte el pueblo, aparcaremos a la izquierda y estaremos en la puerta de O Careto.

0809 1450 O Careto 

Tenemos dos entradas, la de la izquierda nos lleva al bar, donde también tenemos cuatro o cinco mesas donde los lugareños comen el plato del día, y la de la derecha que nos lleva directamente al restaurante.

         0811 1335 O Careto      O CARETO 0 Sala 2012-08.

Al entrar nos encontramos un comedor alargado con las paredes de piedra de pizarra y los techos de madera. Al fondo de este comedor tenemos otro más cuadrado. Entre los dos calculo que habrá capacidad para unos sesenta comensales.

Y, arrinconada entre un comedor y otro, la diminuta parrilla por la que pasan todos los manjares que nos llegarán a la mesa. Esta parrilla queda protegida del público por un aparatoso pero sorprendentemente bien integrado carro de madera que hace las veces de mesa auxiliar para el maestro parrillero, que no es otro que el dueño del negocio.

       O Careto Pé de meia. blogspot         O Careto - Posta Trasmontana no O Careto en Varge, Tras-os-montes Sanabres Flickr

La oferta gastronómica es muy breve y algunas veces la podemos ver expuesta en una pizarra a la entrada del local. Bacalhau (Bacalao), Congro (Congrio), Costeleta (Chuleta de ternera), Posta (Filete de lomo de ternera, similar al entrecot), Alheira (una especie de longaniza portuguesa) y poco más. Todo hecho a la brasa. 0809 1503 O Careto

Cuando nos sentamos a la mesa, no hay que esperar la carta porque no existe. La persona que nos toma nota y que de un tiempo a esta parte suele ser la simpática hija del propietario, nos preguntará si queremos Bacalao, Carne (la mencionada Posta) o Chuleta (de ternera). El Congrio dependerá de las ocasiones, porque no lo tienen siempre.

Teniendo en cuenta que el Bacalao a la brasa es la excusa y motivo que nos conduce una y otra vez al Careto, lo normal es que pidamos, para cuatro comensales, dos raciones de bacalao y una de Carne, ya sea Posta o Chuleta. Con los platos principales y las guarniciones que siempre los acompañan, nos damos por servidos. Estas guarniciones omnipresentes son Ensalada, Arroz blanco y Patatas fritas. Últimamente, también patatas asadas con ajos y aceite. Se reponen a demanda sin cargo adicional.

               O CARETO 0 Bebida y entrantes 2012-08.     O CARETO Guarniciones 2011-08

Mientras esperamos la comida, llegará a la mesa un pequeño aperitivo (jamón, queso, aceitunas…) y una jarra de vino que no merece mayor comentario. Si queremos acompañarlo de gaseosa, nos pondrán una botella de Sprite o 7up. Lo de la gaseosa me da a mí que es un invento español que no hemos conseguido exportar. En cuanto al agua mineral, cualquiera de las portuguesas que nos han puesto, cumplen (Fonte Fraga, Sao Martinho…).

O CARETO Bacalao a la brasa 2011-08

Aunque si buscáis otras opiniones o comentarios de O Careto por internet la gente alaba este sitio por su carne a la brasa, nuestro motivo habitual para volver una y otra vez, como ya he dicho,  es el Bacalao a la brasa, exquisito manjar de elaboración aparentemente sencilla, pero que no lo debe ser tanto. Siempre en su perfecto punto de asado y de sal, y servido con un aliño de aceite de oliva y ajo picado. Cuando llamamos para reservar solemos preguntar si tienen bacalao porque se ha dado el caso de llegar y que no tuvieran. Aunque en ese caso, como fue en nuestra primera visita, la ausencia del bacalao se compensó con el Congrio que recuerdo como un auténtico manjar. Otras personas de confianza lo han comido allí en otras ocasiones y no han salido tan contentos como yo, por lo que no he vuelto a pedirlo para no perder ese buen recuerdo.

0126 1558B La comida en la mesaY hablando de reservar, hay que tener en cuenta que cierran un día de la semana que no recuerdo con seguridad, pero creo que es el lunes y que en Portugal la hora es una menos que en España, por lo que conviene aclarar al hacer la reserva si hablamos de hora portuguesa o española.

Si se pueden evitar los fines de semana o días festivos en España, mejor, porque ya ha corrido mucho la voz y el restaurante se llena (de españoles en su mayoría), con lo que también hay que decir que el servicio se resiente bastante y empiezan a producirse demoras en los pedidos.

Para los reacios al bacalao, como alguna de las personas de mi círculo (probablemente serán los mismos que jamás leerán esto), tengo que decir que la carne de ternera también está bastante buena, pero tienen cierta tendencia a servirla un poco pasada, imagino que también para evitar idas y vueltas de la carne a la brasa por no haber llegado al punto.

O CARETO P Postre de cerezas 2012-08.O CARETO P Flan 2012-08.Tras los platos fuertes,  podemos tomar algún  postre casero, como el Postre de calabaza (a base de cabello de ángel), el Membrillo con queso, el Postre de cerezas (también con queso), el Flan, o helados de Olá, o Frigo, como Unilever guste (Magnum, Corneto, etc).

Y de remate, si el desahogo en su trabajo nos ha permitido charlar un rato con Manuel, el dueño del local, es posible que a los cafés les acompañe un exquisito aguardiente casero.

Todo esto normalmente suele salir por unos doce o trece euros por cabeza.

Al acabar la comida, podemos dar un paseíto a la vera del río para bajar la comida (lástima que hayan quitado el columpio en el que tan buenos ratos pasábamos). 0126 1716 Columpiándose en Varge

Y si quedan ganas y hay algo de tiempo, se puede aprovechar para acercarse a Braganza, lugar de Interés Histórico Artístico, que merece la pena, aunque solo sea para visitar el interior de su recinto fortificado, con una muralla en la que se cuentan más de quince torreones en sus más de seiscientos metros de perímetro.

        0812 1312 Saliendo de la Ciudadela de Braganza        1204 1314 Castillo de Bragança

En su interior destaca el castillo, del siglo XII,  estupendamente conservado, que alberga en sus salas un museo militar y ofrece desde lo alto de su torre del homenaje unas vistas espectaculares. Cierra los lunes, si no recuerdo mal. A su lado, la Iglesia de Santa María de Braganza, con un bello interior, y la Domus Municipalis, curioso edificio románico que pasa por ser el Ayuntamiento más antiguo de Portugal, con la particularidad de ejercer en la antigüedad la doble función de lugar de reunión del concejo y cisterna para almacenamiento del agua de lluvia.

              1204 1312 Bragança         1204 1311 Domus municipalis

Precisamente fue planeando una excursión a Braganza y Guarda hace ya casi seis años cuando localicé la primera referencia de O Careto, leyendo el comentario de meninha en ciao.

Y esto es todo. Aquí os dejo con esta imagen de una bonita escultura ubicada en una rotonda en Braganza, con el castillo al fondo. Representa a unos campesinos camino de la Feria.

1204 1348 Bragança

Publicado en Restaurantes y similares | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

Luis, el de los huevos fritos

Bar LUIS Cervecería

Ubicación: Madrid (zona Pacífico-Puente de Vallecas)

Precio menú: 9 € (enero-2012)

Disponibilidad: Lunes a viernes, comidas.

Recomendable: Sí, sobre todo por los huevos fritos y la ensaladilla rusa.

Primeros: Consomé al Jerez, Crema de calabacín, Gazpacho, Judías blancas estofadas, Lentejas*, Patatas guisadas con magro*, Pote gallego*, Sopa de fideos; Calabacín rebozado, Ensalada mixta, Ensaladilla rusa*, Guisantes con jamón, Macarrones con tomate*, Paella mixta*, Revuelto de setas.

Segundos: Albóndigas en salsa, Beicon a la plancha con patatas, Beicon con huevo y patatas, Chuletas de cerdo con patatas*, Cinta de lomo con patatas, Croquetas de jamón*, Filete de pollo a la plancha, Filete ternera a la plancha, Hamburguesas con huevo y patatas, Huevo frito con filete de hígado*, Huevo frito con chorizos*, Huevos fritos con patatas, Lacón a la gallega, Muslitos de pollo en pepitoria*, Par de huevos con chorizo*, Salchichas al vino*, Sanjacobos con ensalada, Ternera a la riojana, Tortilla de jamón; Calamares rebozados*, Filete de merluza rebozado*, Salmón ahumado con mahonesa*, Tortilla de bonito; Huevos cocidos con mahonesa.

Postres: Arroz con leche, Flan*, Helado*, Natillas*; Melón, Naranja, Plátano.

(*): Platos probados.

Después de un tiempo de abandono de esta sección del blog, retomo el comentario de los Restaurantes de menú en Madrid, para hablar del Bar Luis, situado en la zona de Pacífico, en una tranquila calle paralela a la M-30, cerca del Puente de Vallecas.

Asignar imagen

                            Ubicación del Bar Cervecería Luis, en la calle de Los Mesejo, 17

Se trata de un restaurante familiar, tanto por el tipo de comida que se sirve como por ser una familia la que se encarga del negocio; de procedencia sanabresa, por cierto. De hecho, para hacer patria, el local está adornado con la imprescindible foto aérea del Lago de Sanabria y otra donde puede verse Puebla de Sanabria.

      LUIS 0 Local 2011-09.       LUIS 0 Local 2011-11

Para no irme mucho del tema, que ya me está saliendo la vena de sanabrés consorte, vuelvo a lo de la comida casera, y es que en la cocina del Luis no se hacen experimentos, las comidas que aquí se sirven son las que cualquiera puede comer en su casa en un día normal y corriente, a base de puchero y sartén. Si a esto le añadimos el mandil de puntillas y las zapatillas que suele vestir la encargada de servir las comidas, la familiaridad llega hasta el punto de parecerte que estás comiendo en casa de una tía tuya. Y, por si acaso faltaba algún detalle, le podemos añadir los manteles de cuadros y los menús artísticamente manuscritos por Luis, que aparte de dar nombre al local, se encarga de la barra.

LUIS 0 Menú 2011-06 (2). LUIS 0 Menú  2012-01 LUIS 0 Menú 2011-06.

Ya en la mesa, vestida con el mencionado mantel de cuadros, nos pondrán pan de barra (nada de odiosas chapatas o cosas peores) y, si pedimos tinto y gas para acompañar el menú, nos pondrán un Valdepeñas del montón, o algún otro vino manchego, y una Casera que suele estar siempre sin fuerza aunque sea de estreno, no entiendo muy bien por qué. Es algo que he observado en otros sitios cuando la botella es de plástico.

LUIS 0 Mesa 2011-11Hay varios platos que nos encontramos a diario (o casi) en el menú, como la Ensalada mixta, la Ensaladilla rusa, el Gazpacho en verano, las Chuletas de cerdo, el Filete de pollo a la plancha o el Filete de merluza rebozado. También a diario (o casi, Ramón, o casi) tenemos algún huevo frito de segundo plato, variando el acompañamiento. Este es uno de los motivos por los que acercarse hasta el Luis, esos pedazo de huevos fritos impecablemente ejecutados, con tendencia a pasarse de hechos, como me gusta a mí, y con esas preciosas puntillitas. Más de un alquimista de la cocina actual debería darse una vuelta por aquí para que esta modesta cocinera les enseñara a hacer un buen par de huevos fritos. No os fieis de las fotos que vienen luego, que no les hacen justicia.

Otro de los motivos para acercarse al Luis, hasta el mes pasado, era el precio, pero hay que lamentar que, con el cambio de año, ha llegado una subida de cincuenta céntimos, con lo que, al menos yo, ya me lo pensaré antes de recorrer un kilómetro de más para venir al Luis antes de ir  al que tenga al lado o a otro que me pille más de paso.

Volviendo a los platos del menú, los primeros de cuchara que he probado sacan buena nota, como las Patatas guisadas con magro, con su caldo bien espesito y bien surtidas de carne, aunque en la foto no lo parezca, o el excelente Pote gallego. Sin embargo, a las Lentejasles faltaba algo de chicha.

LUIS 1º Patatas guisadas con magro 2011-09.     LUIS 1º Pote gallego 2011-06.

Entre los de tenedor, la Ensaladilla  rusa, muy buena y en cantidad razonable, la Paella mixta de los jueves, que desde luego no es su especialidad, y los Macarrones con tomate, que antes de llegar al plato han pasado por esa convivencia que a mí tanto me gusta. No como esos sitios que sacan los macarrones del puchero, les echan la plasta de tomate encima, y a la mesa.

LUIS 1º Ensaladilla rusa 2011-11       LUIS 1º Macarrones con tomate 2012-01

Los segundos siguen la misma línea casera, con mucha sartén, poca plancha y menos horno. Como las Croquetas de jamón, en cantidad y tamaño para hartarse, pero con mucha bechamel y poco jamón. No me gustaron. O las Chuletas de cerdo, dos hermosas piezas de aguja bien frititas, como debe ser.

      LUIS 2º Croquetas de jamón 2011-06.          LUIS 2º Chuletas de cerdo con patatas 2011-06.

Y los HUEVOS FRITOS (así, con mayúsculas) en sus variadas presentaciones, siempre con patatas fritas. Por ejemplo, Huevo frito con filete de hígado (filetón de hígado, diría yo), Huevo frito con chorizos (dos, y no pequeños, precisamente) o lo mismo, pero al revés, con el impagable titulillo de Par de huevos con chorizo. También podemos encontrar el colombino producto acompañando a unas hamburguesas, a unas lonchas de beicon o en su clásica presentación de Huevos fritos con patatas.

LUIS 2º Huevo frito con filete de hígado 2011-04.      LUIS 2º Par de huevos con chorizo 2011-06.

Si preferimos degustar algún guiso, ahí están las Albóndigas en salsa, los exquisitos Muslitos de pollo en pepitoria o las Salchichas al vino, que yo creo que al vino nunca le vieron. En los pescados, menos complicaciones todavía, el Filete de merluza rebozado, a diario en el menú, como ya he dicho, los Calamares rebozados (seguimos con la fritanga), en gran cantidad y bien hechos, pero sin guarnición, o el Salmón ahumado con mahonesa que apareció por ahí un día, de tan simplón era exótico.

LUIS 2º Muslitos de pollo al chilindrón 2011-11     LUIS 2º Salchichas al vino 2011-06.

LUIS 2º Salmón ahumado con mahonesa 2011-09.     LUIS 2º Calamares rebozados 2012-01

Los postres que he probado, aparte de la fruta y una tarrina de Helado de Somosierra, eran todos caseros y cumplían el trámite, como el Flan, muy bueno, las Natillas o el Arroz con leche.

LUIS P Helado 2011-11       LUIS P Natillas 2011-09.

El sitio no es muy grande (unos veinticinco comensales, calculo), pero siempre que he ido he encontrado mesa libre (y después de la subida no creo que la cosa cambie). El inconveniente es que al precio del menú tenemos que añadir el coste de aparcar en la zona (2 euros la hora en el momento de publicar este escrito).

En resumen, un buen sitio con una buena relación calidad-precio y a recordar cuando se tenga antojo de Huevos fritos o Ensaladilla rusa.

LUIS 00 Entrada 2011-11 (2)

Publicado en Menú del día en Madrid | Etiquetado , , | 1 Comentario