Cantabria oriental, entre el mar y la montaña (mayo-2013)

 

paseo por San Vicente de la Barquera, Comillas, Bárcena Mayor, la ferrería de Cades, Fontibre y otros interesantes lugares que deberías conocer

INTRODUCCIÓN

Bárcena Mayor fue esta vez el inicio de todo. Con la excusa de conocer este pueblo, organizamos un viaje de cuatro días por Cantabria, con base en San Vicente de la Barquera, para desde allí visitar Comillas, el mismo San Vicente, Bárcena Mayor y otros puntos de interés de la zona.

     0517 1639 Bárcena Mayor    0518 1800 San Vicente viejo desde el puente

En esta ocasión, pensaba hacer una publicación menos detallada que en otras ocasiones en los textos y con mayor despliegue fotográfico, pero al repasar el texto antes de publicar, creo que he terminado por enrollarme como siempre. Y eso que no pensaba escribir nada de este viaje, pero la verdad es que cada vez que veía las fotos me daban ganas de hacerlo. A lo mejor es porque estrenaba cámara, y las fotos las veo distintas a las anteriores. El caso es que, sea como sea, ahí va el relato de este viaje.

miércoles, 15

Después de recoger a Marina en el trabajo, salimos en dirección a San Vicente de la Barquera , donde llegamos después de dos o tres paradas técnicas a lo largo del viaje. Vamos derechos al hotel Villa de San Vicente, que teníamos reservado, y ya no salimos. El hotel está muy bien, la habitación es más espaciosa de lo que me esperaba, una cama de matrimonio enorme y unas vistas a la ría, al castillo y al resto del casco viejo de San Vicente espectaculares, tanto de noche como de día. Lo peor, la almohada. En este enlace podeis leer mi opinión completa en Tripadvisor del Hotel Villa de San Vicente.

0515 2133 Hotel Villa de San Vicente 0515 2134 Hotel Villa de San Vicente  0515 2140 San Vicente desde el hotel

jueves, 16

Comillas

El desayuno buffet del hotel está bastante bien. No tiene una gran variedad, pero es suficiente. Tostadas enormes, mantequilla y mermelada, zumos, café, jamón de York, queso, aceite… Todo de calidad.

Después de dar un paseo por San Vicente para hacernos con el sitio, nos vamos a Comillas, 0516 1142 La fuente de los tres cañosdonde después de aparcar e informarnos en la oficina de turismo, junto a la Fuente de los Tres Caños, subimos al Palacio de Sobrellano, para hacer la visita guiada de las 12:30 (3 € los adultos). Como tenemos que esperar un rato a que sea la hora, aprovechamos el tiempo para dar una vuelta por los jardines y admirar el edificio de la Universidad Pontificia, construido en la colina de enfrente.

0516 1214 Universidad de Comillas

El palacio de Sobrellano fue mandado construir por Antonio López, Marqués de Comillas, a su regreso de Cuba, en un curioso estilo gótico-modernista. Durante la visita se recorren bastantes de sus estancias, pasando por las salas nobles de la planta baja, que conservan las maderas originales, otra con un billar gigantesco, y la biblioteca, que por cierto hay que ver desde la puerta, porque la gente se llevaba los libros, incluidos los de atrezzo, y ahora hay un cordón que impide la entrada. Al final de la visita, podemos ver a nuestro aire la escalera principal, encima de la cual hay una impresionante vidriera que hace de tragaluz. Es el único lugar del interior donde se permite hacer fotografías.

0516 1203 Palacio de Sobrellano  0516 1253 Palacio de Sobrellano

  0516 1251 Palacio de Sobrellano   0516 1254 Palacio de Sobrellano

Al salir del Palacio, vamos a ver el edificio conocido como El capricho de Gaudí (5 € cada adulto), obra que hizo el genio catalán como residencia de verano para el concuñado del marqués de Comillas. El edificio, que no es muy grande, es una concentración de las geniales locuras de Gaudí, como la fachada plagada de girasoles vidriados, los balcones banco, el desván con su bóveda de vigas cruzadas, etc. La visita es libre y se inicia con un vídeo de diez minutos en el invernadero. Me encanta el edificio, como todos los que conozco de Gaudí. Acabamos dando un paseo por el jardín donde nos sentamos en un banco junto al genial arquitecto para admirar su obra tranquilamente.

0516 1200 El capricho de Gaudí 0516 1409El 

              0516 1318 El capricho de Gaudí  0516 1348 El capricho de Gaudí   

        0516 1406 Irene con Gaudí    0516 1351 Capricho de Gaudí

Al salir bajamos a buscar un sitio para comer y, en la calle de José Antonio nos capta la dueña de La tertulia, restaurante donde compartimos con Irene dos menús de 10 euros que no pasarán a la historia. Paella de marisco insípida y Macarrones con chorizo de primeros, y de segundo Chipirones encebollados y Filete de ternera. Los postres, caseros, Cuajada con miel y Natillas. Las paredes del restaurante están plagadas de anuncios antiguos que, según explica la mujer a otros clientes, son imitaciones que hace un artista de Santander. Resumiendo, si volviéramos a Comillas, probaríamos en otro sitio.

Después de comer, paseamos un poco por el pueblo, pasando por el ayuntamiento antiguo, el Sagrado Corazón, la antigua cárcel, hoy albergue de peregrinos, y la impresionante Casa del Duque, construida en estilo inglés a principios del siglo XX y que es otra de las imágenes típicas de Comillas. Escenario ideal para películas de miedo.

              0516 1540 Comillas      0516 1557 El Duque

Subimos luego al mirador de Santa Lucía, con magníficas vistas al puerto, la playa, el cementerio y el monumento al marqués de Comillas. También vemos la curiosa Puerta de los Pájaros, obra también de Gaudí, acceso a la casa de la familia Moro, con la peculiaridad de no contar con una sola arista, todo son líneas curvas. La llaman Puerta de los Pájaros porque aparte de los pasos habituales para las personas y los vehículos, Gaudí dejó un vano para el paso de los pájaros sobre las otras dos puertas. Locuras de genio.

 0516 1634 Comillas desde Santa Lucía  0516 1637 Puerta de Moro en Comillas  0516 1741 Puerto de Comillas

Acabamos el paseo por el pequeño puerto y la playa, de donde volvemos al coche, porque amenaza tormenta; amenaza que finalmente se cumple.

     0516 1800 Playa de Comillas   0516 1940 Arco iris en San Vicente

Cuando llegamos de vuelta a San Vicente, llueve de lo lindo, acabando la cosa en un espectacular arco iris, cuando ya vamos a entrar al hotel.

Bajamos a cenar, eligiendo entre los muchos restaurantes y bares que hay, El Mozucu, por la variedad de la oferta, lo razonable de sus precios y el hecho de verlo con bastante gente. Nos sentamos en la terraza cubierta. Pedimos unas Croquetas de jamón y picón (cuatro de cada, 4,90 €), un Revuelto de chorizo (7 €), servido en sartén, con patatas, picadillo y dos huevos a la plancha, que no fritos, y un Sándwich vegetal (3,50 €), con huevo cocido y atún. De postre, un Flan de queso (3 €) y una Crema de yogurt (2 €). Irene se porta y, al acabar, la dan unas chuches.

  EL MOZUCU Carta 2013-05   EL MOZUCU Croquetas variadas (jamón y picón) (4,90 €) 2013-05   EL MOZUCU Flan de queso (3 €) 2013-05

De vuelta al hotel, Pesadilla en la cocina, con Chicote en El yugo de Castilla (la compañía de este programa en nuestros viajes empieza a convertirse en costumbre).

 

viernes, 17

Bárcena Mayor – Pozo del Amo

Hoy toca ir a Bárcena Mayor, aprovechando la ruta hasta allí para visitar otros lugares incluidos en el programa, y alguno más que improvisamos sobre la marcha. Desde San Vicente de la Barquera hay que ir hasta Cabezón de la Sal, desviándose allí en dirección sur por la CA-180, y más adelante la CA-280. Dejamos a nuestra izquierda el desvío de Bárcena Mayor, adonde iremos a la vuelta, y seguimos ruta en dirección sur, adentrándonos en el parque natural de Saja – Besaya, que recibe su nombre de los dos ríos que le recorren. Nuestra primera parada es el Centro de interpretación del Parque (1 € por adulto), donde vemos un vídeo explicativo del parque de un cuarto de hora y el operario nos da un plano y nos indica con exactitud donde se encuentran unas cascadas que íbamos buscando, aparte de recomendarnos que una vez vistas las cascadas, sigamos un poco más al sur, hasta el puerto de la Palombera, porque posiblemente haya nieve. Alrededor del centro hay unas cabras y unos perros por ahí a su bola y echamos un ratejo con ellos.

      0517 1224 Perros de Saja-Besaya  0517 1233 Pozo del Amo  0517 1234 Poxo del Amo

La siguiente parada, unos tres kilómetros más adelante, es en una de estas cascadas, llamada El pozo del Amo. Nada más cruzar el puente sobre la cascada se puede aparcar el coche a la izquierda de la carretera y con mucho cuidado con el posible tráfico, ya que la carretera apenas tiene arcén, ir a admirar desde el puente cómo el río Saja se despeña con fuerza para pasar por debajo del puente desde el que miramos. Vuelta a la ruta, siempre en dirección sur por la CA-280, y sin parar de llover. Cuando llegamos a nuestra siguiente parada, El mirador de la Cardosa, la lluvia es casi nieve y la temperatura es de tres grados.

        0517 1255 Camino de la Palombera    0517 1301 Nevada en la subida a la Palombera

A duras penas podemos hacer alguna foto y continuar camino hasta el puerto de la Palombera, donde llegamos ya nevando. Precioso paisaje.

        0517 1322 Puerto de la Palombera   0517 1320 Palombera

Damos la vuelta y bajamos ya camino de Bárcena Mayor, pasando por otra cascada, el Vau la Harina. Da gusto recorrer este camino, y más en esta época. La vegetación se cierra sobre la carretera, mientras no para de llover. Hay algunas señales de tráfico muy curiosas, indicando el posible paso de animales por la carretera.

  0517 1336 Vau La Harina   0517 1348 Bajando de Palombera   0517 1333 Señalización peculiar

Acabamos parando a comer en Casa Lucas, un restaurante en la carretera en la localidad de Correpoco que llama la atención por la cantidad de coches aparcados y por un cartel enorme que lo anuncia como ganador de no sé qué concurso de cocido montañés, que era lo que pensábamos comer, al menos yo.

Disponen de menú y carta, y tienen una serie de platos especiales porque están en unas jornadas de cocina con bacalao. Marina pide menú (13,20 €) y yo pido de la carta el Cocido montañés (8,50 €) y, de la oferta bacalaera, el Bacalao al ajoarriero. Craso error el mío, por dos motivos, a saber: del cocido montañés me zampo todo el puchero que me ponen, porque está exquisito, con lo cual no me habría hecho falta comer más, y además el bacalao no está muy allá, trozos enormes, con cierta pinta de recalentado o de llevar bastante tiempo cocinado y mantenido en caliente. El menú de Marina no está mal. Alubias con chorizo de primero y Albóndigas de bacalao, de segundo. Con diferencia, mejores que mi ajoarriero. La Tarta de queso de postre del menú, espectacular. Parece hecha con queso picón.

0517 1420 La mesa de Casa Lucas  CASA LUCAS 0 Carta 2013-05  CASA LUCAS 0 Menú 2013-05

0517 1444 Cocido montañés en Casa Lucas  CASA LUCAS Cocido montañés 2013-05  0517 1519 Bacalao ajoarrierro en Casa Lucas

CASA LUCAS 1º Alubias con chorizo 2013-05  0517 1519 Segundo de menú en Casa Lucas  CASA LUCAS Tarta de queso 2013-05

Sin dar mucha tregua a la digestión, seguimos viaje hasta Bárcena Mayor, el según algunos, pueblo más bonito de España. A mí realmente me parece un pueblo muy bonito, pero está todo en tan buen estado que da cierta sensación de artificialidad su uniforme arquitectura montañesa, como si las casas se hubieran arreglado para atraer al turismo. Pero esto es solo una impresión. Hay algunas construcciones curiosas, como las casas con arcos en la parte inferior, o el propio arco bajo el campanario de la iglesia. También me gustan mucho los trabajos en madera en aleros y fachadas. El puente sobre el río Argoza también merece la pena. Oye, que al final va a estar bien el pueblo.

     0517 1656 Bárcena Mayor      0517 1704 Bárcena Mayor

     0517 1713 Viva Jesús Sacramentado...      0517 1709 Bárcena Mayor

     0517 1741 Bárcena Mayor      0517 1743 Bárcena Mayor (2)

Acabamos entrando a tomar un café a un sitio llamado La solana. Nada más entrar, gana puntos con un chupa chups que regalan a Irene y los sigue ganando al cobrar 2,20 € por dos cafés. Acabamos comprando dos cajas de corbatas por 7 € y una botella de crema de orujo por 9 €, después de realizar la cata correspondiente.

Lloviendo habíamos llegado a Bárcena Mayor y lloviendo nos vamos. A los pocos kilómetros cogemos el desvío para subir a Los Tojos, un pueblo supuestamente plagado de casas blasonadas, de las que solo vemos una. Eso sí, la carretera para llegar hasta el pueblo ya merece la pena con sus nueve revueltas. Al igual que esta mañana subiendo a la Palombera, seguimos encontrando vacas en medio de la carretera.

      0517 1814 Subida a El Tojo       0517 1827 Más vacas en la S-203

Pasamos, sin parar, por Selores, Renedo y Valle de Cabuérniga, todos pueblos con construcciones llamativas, y llegamos a Terán, donde paramos a ver el campanario de su iglesia y La Castañera, una agrupación de castaños centenarios, con enormes troncos. Me llaman la atención las ruinas de lo que fue la antigua Escuela Central, con su portada neoclásica, y sus pabellones separados para niñas y niños.

          0517 1845 Iglesia de Santa Eulalia y Castañera de Terán     0517 1850 Escuela Central de Terán

Seguimos hasta Ruente, donde paramos a ver La fuentona, una surgencia de agua entre las rocas, origen de un arroyo que desemboca en el Saja, y catalogada como Punto de interés geológico. Tiene la peculiaridad de que su manar se ha visto varias veces interrumpido a lo largo de la historia, sin causa que lo explique, volviendo a surgir con la misma fuerza al cabo de unas horas. Siguiendo el curso del agua por un paraje de gran belleza, se llega a un curioso puente medieval de nueve arcos, pero de muy escasa altura.

  0517 1934 La Fuentona de Ruente 0517 1936 La Fuentona de Ruente 0517 1945 Puente románico sobre La Fuentona

Ya no paramos más hasta llegar a San Vicente. Pasamos por el hotel y volvemos a cenar a El Mozucu. Hoy pedimos unas Rabas (4,95 €), Alitas (aquí cojean, porque son tipo americano, adobadas) y Patatas Alio-Bravas.

Volvemos al hotel para ver al Real Madrid perder la copa del Rey en el Bernabéu contra el Atleti , por 1-2, con gol de Miranda en la prórroga.

sábado, 18

ferrería de Cades – cueva de El Soplao – San Vicente de la Barquera

Hoy vamos en dirección a la comarca de Saja Nansa, donde visitaremos la Ferrería de Cades, y la Cueva de El Soplao.

La Ferrería de Cades era un centro de transformación donde se estuvo produciendo hierro a partir del mineral desde el siglo XVIII hasta principios del XIX. 0518 1307 Ferrería de CadesEl agua del río debidamente canalizada caía con gran fuerza sobre las norias para mover el gigantesco batán que golpeaba sin parar el material para obtener los lingotes de hierro, y los enormes fuelles encargados de mantener el fuego. No sé qué da pensar en la sacrificada labor de los hombres que allí trabajaban, llamados ferrones, encargados de alimentar el ingenio del carbón producido en la zona y del mineral de hierro procedente de las minas vizcaínas, para que no cesara la producción. Estos hombres vivían allí mismo por lo que, ni en sus horas libres llegaban a descansar. Las penosas condiciones de este trabajo hacían que a duras penas superaran los cuarenta años de vida.

Antes de  empezar la visita guiada (7,50 € adultos),  0518 1200 Los Martín en la Ferrería de Cadesse pueden ver unos paneles explicativos en las salas de la entrada y ya durante la visita, aparte de explicar todo perfectamente (gran trabajo de Rebeca y Mariana) hay una demostración del funcionamiento, después de la cual todavía se admira más el trabajo de aquellos hombres. Lamentablemente, está prohibido hacer fotos en el interior, y al contrario que en otras ocasiones, no me fue posible ingeniármelas para obtener ninguna, por lo que adjunto unas fotos que he sacado de internet por lo interesante que me pareció. Y muy recomendable el vídeo que se puede ver en esta página.

         0518 1220 patrimoniocultural

La ferrería forma parte de un conjunto formado por la propia ferrería y dos molinos de 0518 1230 cuentosycosasbonitasharina de maíz, que también se incluyen en la visita, 0518 1240 visitourworkmovidos también por el agua del río Saja, conducido y transformado en un chorro con la potencia suficiente para mover la noria, que, por medio de un eje de madera, transmitía el giro a las piedras de moler. También se puede ver (por fuera, porque está habitada) una casona blasonada, en su día propiedad del dueño de todo el conjunto, a una distancia prudencial de los ruidos y otras molestias que ocasionaba la fabricación del hierro, pero lo suficientemente cerca para controlar la llegada de materias primas y la salida del producto manufacturado.

La llegada de los altos hornos y la producción industrial del hierro acabaron con las ferrerías tradicionales a principios del siglo XIX. Los molinos de maíz, en cambio, prolongaron su vida útil hasta mediados del siglo XX.  

Al salir de la ferrería, subimos a la Cueva de El soplao, con intención de coger entrada para la hora que sea, pero con tal tino que hay un hueco para nosotros en la visita de las 13:30, que sale en cinco minutos.

La visita pierde bastante si has estado hace solo cuatro años, como es nuestro caso, porque el efecto sorpresa se pierde totalmente, pero a Irene parece gustarle.

Para no repetirme, pongo el enlace a nuestra anterior visita: Ruta Cantábrica (octubre-2009)

     0518 1433 Montañas desde El Soplao  0518 1438 Cuevas de El Soplao

Al salir de la cueva, como hemos visto anuncios de restaurantes, decidimos cambiar el Casa Mateo de 2009 por el Casa César, en Bielva, que anuncia un menú del día a diez euros y uno infantil a seis.

Marina y yo comemos Cocido montañés de primero (muy bueno), y Entrecot de segundo. De postres, Tarta de la casa y Tarta de queso. No está mal, como menú de diez euros, cumple perfectamente. Irene come Espaguetis a la boloñesa, Lomo con patatas fritas y una Manzana.

      0518 1616 Casa César en Bielva       0518 1509 Cocido montañés en Casa César 

La comida bien, el sitio tranquilo y el personal agradable. Recomendable.

En el mismo pueblo hay una herrería (taller de herrero, no confundir con la ferrería de esta mañana) expuesta en plan museo, con su potro de herrar y su yunque. Está bien.

Volvemos a San Vicente de la Barquera, con siesta de mis acompañantes por el camino, aparcamos al lado del hotel y nos vamos, por fin, a ver el pueblo donde nos alojamos.

Cruzamos el puente de Tras San Vicente o de la Barquera y entramos al casco antiguo, empezando por visitar el Castillo del rey, que hoy es gratis. Su construcción comenzó en el siglo XIII. Está bastante bien conservado (o restaurado) pero lo mejor de todo son las vistas desde sus torres de toda la bahía, la ría del Escudo y el puente de la Maza, construido en el siglo XV, siendo en aquella época el más largo del reino con sus treintaidós arcos.

0518 1823 Castillo de San Vicente  0518 1826 Castillo de San Vicente

0518 1822 Bahía desde el castillo  0518 1821 Puente de la Maza desde el castillo

Al salir del castillo vuelve a llover y subimos a toda prisa para ver la iglesia de Santa María de los Ángeles, que llama la atención ya desde el exterior por su alto campanario y su aspecto de fortaleza, y en el interior, por sus altas bóvedas ojivales. También destacan el sepulcro de Antonio Corro, inquisidor del Santo Oficio, y el retablo mayor, de estilo barroco.

0518 1839 Iglesia de Santa María de los Ángeles  0518 1844 Sepultura del inquisidor Antonio del Corro  0518 1848 Retablo barroco

Del casco antiguo también es atractiva la fachada del ayuntamiento, renacentista del siglo XV, que fue residencia de la familia Corro.

Por casualidad nos enteramos de que en el interior del castillo hay una teatralización a las 19:30, y volvemos para verlo. Se simula una cena del rey y su corte, con bailes medievales y demás zarandajas. El caso es que, por lo que sea, a la gente de la representación les llama la atención Irene y la eligen para formar parte del espectáculo. Le colocan un escudo en un brazo y una espada en la otra mano y la plantan delante del rey para que este la “arme caballera”. Irene, muda de la impresión que la produce el lío en el que la han metido, les sigue el juego sin entender muy bien de qué va todo aquello.

       0518 1935 Baile medieval    0518 1937 Irene caballera

Salimos del castillo y bajamos las escaleras que nos llevan desde el casco antiguo a la calle principal de San Vicente. Recorremos sus aceras con soportales donde los restaurantes se suceden uno tras otro hasta llegar a la plaza de José Antonio, con sus árboles entrelazados (la avenida principal de la que veníamos es la del Generalísimo, curiosa la conservación de esos nombres en estos tiempos).

        0518 2000 Calle Antonio del Corro          0518 2005 Plaza de José Antonio

Llegamos hasta el parque de la estación de autobuses y, antes de que Irene le pueda coger la medida, empieza a llover otra vez, por lo que volvemos sobre nuestros pasos. Aunque es más pronto que otras noches, nos metemos a cenar de nuevo en El Mozucu. Hoy, Bocartes (6 €), Chipirones plancha (5,50 €), buenísimos, y repetimos con el Revuelto de chorizo del primer día. De propina, otra de Croquetas, porque Navajas no tenían.

  EL MOZUCU Bocartes (6 €) 2013-05  EL MOZUCU Chipirones a la plancha (5,50 €) 2013-05  EL MOZUCU Revuelto de chorizo (7 €) 2013-05

Volvemos al hotel bajo una intensa lluvia.

domingo, 19

San Vicente de la Barquera – Fontibre 

Después de desayunar y hacer el equipaje, salimos del hotel y damos un último paseo por algunos puntos de San Vicente que todavía no habíamos visto.

Visitamos la ermita de la Virgen de la Barquera, que da nombre a la localidad, y de la que se cuenta que llegó hasta allí montada en una barca sin tripulación, remos ni velas. Luego subimos al faro, desde el que hay muy buenas vistas a las playas.

     0519 1153 Ermita de la Virgen de la Barquera    0519 1210 Espigón y playas de San Vicente

Salimos ya de San Vicente de la Barquera, haciendo un pequeño desvío en nuestra trayectoria a la altura de Reinosa para acercarnos a Fontibre, para ver el lugar del nacimiento del Ebro, según se ha considerado tradicionalmente. Desde hace ya unos años, se ha determinado que esto no es así, pero no rompamos el encanto del lugar, que lo tiene, y mucho.

La zona está bastante bien habilitada y señalizada, con una enorme zona de aparcamiento, una oficina de información y creo recordar que había también una cafetería, restaurante o similar.

Dejamos el coche en e0519 1350 Ofrendas en Fontibrel aparcamiento y bajamos por un caminito hasta el lugar donde el Ebro brota sin escándalo, pero con un caudal de quinientos litros de agua por segundo. En una orilla hay una hornacina con lo que parecen ofrendas y agradecimientos a la Virgen del Pilar, que tiene su protagonismo en el lugar subida a un pedestal de piedra con los escudos esculpidos de las provincias por las que pasa el Ebro desde que nace en este lugar hasta que desemboca en Tortosa al Mediterráneo, a casi mil kilómetros de aquí. En total recorre ocho provincias pertenecientes a nada menos que siete comunidades autónomas.

        0519 1351 Virgen del Pilar en Fontibre     0519 1404 Fontibre

Desde aquí se puede tomar algunas rutas senderistas o, simplemente, dar un tranquilo paseo por el paraje, donde las aguas del Ebro están remansadas por una pequeña presa que hay aguas abajo, dando más apariencia de lago que de río. En una de las orillas pasamos junto al monumento a Menéndez Pelayo, cántabro ilustre, con su parrafada esculpida en favor de la unión patria, representada por el propio curso del Ebro, origen, no lo olvidemos, del nombre de la península ibérica.

      0519 1356 Fontibre    0519 1400 La de Menéndez y Pelayo en Fontibre

Este sitio me ha gustado mucho y es más que probable que volvamos en otra ocasión con más tranquilidad.

Salimos de allí ya algo tarde y después de perder tiempo buscando un sitio para comer a nuestro gusto en Aguilar de Campoo, acabamos parando pocos kilómetros más adelante, LA CAÑADA 0 Mesa puesta 2013-05en un restaurante en la N-627, a la altura de Fuencaliente de Lucio. Se llama La Cañada y tiene un menú de 11,10 € que no tiene mala pinta.

En la mesa manteles de tela, servilletas de papel de buen gramaje, agua mineral Santolín (qué mala es), gaseosa La Casera y vino Vanidoso.

De primero pedimos Ensaladilla rusa (muy buena, con la única objeción del atún en escabeche) y Pisto (bueno también). De segundo, Huevos fritos con morcilla (huevos ligeramente pasados, perfectos para mi gusto, patatas fritas exquisitas y morcilla buena y en cantidad) y Churrasco, cortado muy fino y con pinta como de recalentado, servido con una salsa que no logramos saber de qué es y allí se queda. De postres, Flan y Cuajada con azúcar (no había miel). Para Irene pedimos una sopa y luego picotea de lo nuestro. Descubrimos que le gusta la morcilla, pero la cuajada no.

   LA CAÑADA 1º Ensaladilla rusa 2013-05  LA CAÑADA 1º Pisto 2013-05  LA CAÑADA 2º Churrasco 2013-05  LA CAÑADA 2º Huevos fritos con morcilla 2013-05

Vuelta a la ruta con lluvia intermitente, hasta que en el momento que más llueve, a la altura de Lerma, ¡pum!, 0519 2221 Reventón en Burgosreventón de la rueda trasera derecha. Consigo meterme marcha atrás en un desvío, señalizar y liarme a cambiar la rueda, que por cierto está destrozada. Al poco rato, aparece la Guardia Civil y se quedan protegiendo la operación hasta que acabo. Nos quedan doscientos kilómetros hasta casa circulando a ochenta por hora, ya que la rueda de repuesto es de galleta.

Para rematar la fiesta, setenta kilómetros más adelante, a la altura de Honrubia de la Cuesta, tremenda granizada que deja el asfalto blanco. 0519 XXX3 Granizada de vueltaLa carretera se colapsa por un accidente que no llegamos a ver pero que según nos enteramos por Radio 5 más tarde, ha afectado a varias decenas de vehículos. Nos desvían por dentro del pueblo al estar cortada la autovía.

En fin, cuando conseguimos volver a la A-1, retomamos nuestros vertiginosos ochenta por hora, hasta que llegamos a casa con 133256 kilómetros.

Resumen de estos días, buen viaje: sitios interesantes, bonitos paisajes, buena comida, y todo acompañado de un clima excelente. Punto… y seguido, porque volveremos pronto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cantabria oriental, entre el mar y la montaña (mayo-2013)

  1. Vicky dijo:

    Precioso documento. Gracias por compartir vuestros viajes “a lo largo y ancho de este mundo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s