Cuatro días en Londres, 1ª parte (marzo-2009)

      

INTRODUCCIÓN

Hace ya más de dos años que volvimos del viaje que relato a continuación. Todavía no éramos tres y podíamos hacer un viajecito de estos. Al-Fayed era el propietario de los almacenes Harrod’s (los vendió en 2010), Marsans y Air Comet aún existían, la selección española de fútbol “sólo” había ganado la Eurocopa…

El viaje está relatado sin la perspectiva del tiempo. O sea, como si estuviera ocurriendo mientras se lee. No me entretengo mucho en explicar los monumentos, porque Londres está ya muy visto, pero pongo enlaces para quien quiera ampliar la información.

0322 1944 Big Ben underground

domingo, 22 de marzo

Vuelo Madrid-Londres // Speakers’ corner // Camden town market // British Museum // London eye // Piccadilly circus

Como es habitual cuando salimos de Madrid en avión, hemos dormido en Hortaleza, para estar más cerca del aeropuerto. Nos acerca Manolo a Barajas, donde tomamos el avión sin mayor novedad, aunque con un ligero retraso sobre el horario previsto. Es un vuelo en teoría de Air Comet, pero el avión y la tripulación son de Swift Air. Tiene una pinta bastante viejuna, con algún remiendo que es mejor no mirar para volar más tranquilo.

0322 1100 Madrid - LondresLlegamos al aeropuerto de Gatwick y, tras largas caminatas por pasillos, siguiendo las indicaciones que nos mandan hacia la Terminal ferroviaria, nos encontramos con unos trenes monorraíl que hay que coger para llegar a la otra terminal del aeropuerto, que es donde se cogen los trenes hacia Londres.

Bajamos del monorraíl y seguimos con nuestra caminata hasta el lugar donde se sacan los billetes para los trenes a Londres. Hay dos opciones, el Gatwick Express, que recorre los 48 kilómetros que separan Gatwick del centro de Londres en una media hora y sin paradas, y el tren de la compañía Southern, con una cantidad de paradas variable, tarda unos tres cuartos de hora y es más barato (21,80 £ cada uno, ida y vuelta, que se puede utilizar en el plazo de un mes). En estas deliberaciones estamos, cuando se nos arrima un matrimonio de edad prejubilar (Enrique y señora), al darles la sensación de que entendíamos los carteles y teníamos estudiada la lección.

Acabo sacando en ventanilla los billetes para los cuatro y ya vamos juntos hasta Londres. Son gente muy viajada, y me vienen bien en mi campaña pro-viaje a Nueva York, porque han estado allí recientemente y volvieron muy satisfechos (más ella que él). También nos cuentan sus vivencias en Praga y Moscú e intercambiamos experiencias crucerísticas.

Ya en el tren él me va contando cosas de sus viajes, sobre todo de Cuba.

Al fin llegamos a Victoria Station, saco los Travelcard (http://www.londontravelpass.com) de un día para los cuatro (5,60 £ c/u), y vamos hasta Russell square, la plaza donde  tenemos los cuatro el hotel. Esta situación me empezaba a recordar a otra vivida por mi amigo LópezVázquez en un viaje a Málaga, donde el tipo que empezó siendo su casual vecino de asiento de autobús acabó siendo vecino de apartamento.

0322 1145

En cuanto a sacar la Travelcard en vez de la tarjeta Oyster (http://es.wikipedia.org/wiki/Oyster_card), la razón principal fue la de aprovechar las entradas 2por1 que habíamos sacado desde casa para entrar a varios sitios, y uno de los requisitos exigidos es que junto a los pases 2por1, hay que presentar un billete de tren o una tarjeta Travelcard.

Recomiendo visitar el enlace que pongo a continuación antes de ir a Londres para sacar entradas 2po1 para acceder a un montón de sitios a mitad de precio. Se pueden sacar cinco, y nosotros llevamos para la Torre de Londres (London Tower), el Puente de la Torre (Tower Bridge), la Abadía de Westminster (Westminster Abbey), el tour por el estadio del Chelsea y el Museo de cera Madame Tussauds.

http://www.daysoutguide.co.uk/2for1-london

Se me olvidaba que al intentar coger nuestra correspondiente línea de metro en Victoria, estaba en obras y no nos quedaba muy claro cómo llegar a nuestro destino. Entonces, una chica que nos ha debido de ver cara de Paco Martínez-Soria en “La ciudad no es para mí”, en perfecto español, nos ha puesto en la pista del camino a seguir. Qué bueno esto de que a la gente le haya dado por aprender español. Que me place.

El caso es que al llegar a Russell Square nos separamos de nuestros efímeros compañeros de viaje (tranquilo, Raúl, que no hubo intento de pegamiento por parte de ninguno de los cuatro) y nos vamos a nuestro hotel, el President, que está a dos minutos de la salida del metro. Ellos van al National.

0322 1205 Lugares  domingo  ubicación de los puntos clave de nuestro domingo en Londres

Aunque mi opinión del hotel las podéis ver en versión extendida en este enlace : http://www.ciao.es/President_Hotel_Londres__Opinion_1643602 , me llama la atención que nos den la posibilidad de elegir cama de matrimonio o doble. Es un buen detalle. Por lo demás es el clásico hotel inglés, con papel pintado, moqueta por todas partes y las habitaciones con un toque antigüillo, aunque tiene de todo lo imprescindible… y algo más, como la plancha para pantalones.

Lo que sí está muy bien es la situación, a cinco minutos a pie del Museo Británico.

0322 1206 Hotel President    0325 1014 Russell square

Empleamos el tiempo mínimo para tomar posesión de nuestra casa en Londres, con muy buenas vistas al parque que ocupa la Russell Square, y salimos en dirección al Speakers Corner, que hoy es domingo y tocan charlitas. Para los que no lo sepáis, el Speakers Corner es un punto de Hyde Park, donde los domingos por la mañana, cualquier tarado se puede poner a despotricar del tema que mejor le venga en gana, ya sea político, religioso, deportivo, etc. Fue una de las cosas que me quedé con ganas de ver en mi anterior viaje a Londres.

Incluso se pueden meter con la monarquía británica en sus discursos. El único requisito es no pisar suelo británico para hacerlo. Por eso (y de paso para que les vean mejor, digo yo), los discursantes van provistos de un taburete o escalerilla donde se suben para no estar en contacto directo con el suelo.

Para llegar hasta el sitio, tomamos el metro hasta <Marble Arch>, y nada más salir de la estación vemos el arco de mármol que da nombre a la estación, y que antiguamente daba entrada al Hyde Park, pero los límites del parque se movieron y el arco no, por lo que se ha quedado en medio de la nada.

0322 1308 Moros y cristianosSegún nos acercamos al Speakers’ corner, vemos los pequeños grupitos de gente que indican claramente donde están los brasas de turno y allí nos dirigimos. Por desgracia, la cosa solo va de temas religiosos, pero es interesante escuchar los argumentos que cruzan los discursantes con los espectadores. La verdad es que es todo un poco teatral. En este enlace podéis ver al tío de la foto de la izquierda en acción: Speakers’ corner vídeo

Mientras yo veo un rato el espectáculo, Marina toma el sol en una de las hamacas de alquiler del parque (sin alquilarla, claro está). El parque está muy animado, aprovechando el día soleado, con muchas familias con niños por ahí sueltos. Abundan las moriscas con su característica indumentaria.

No nos adentramos más en Hyde Park, aunque merecería la pena, porque no tenemos mucho tiempo. Con 310 hectáreas, es el mayor espacio verde de la ciudad de Londres.

0322 1323 Hyde park

Volvemos a tomar el metro hasta <Camden Town>, donde está uno de los mercados callejeros más famosos de Londres. Teníamos intención de ver alguno más en este viaje(Portobello, Notting Hill…) pero por no coincidir los días o por falta de tiempo no va a poder ser.

Nada más salir del metro estás metido de lleno en el mercado, con puestos por todos lados vendiendo las cosas más disparatadas, desde las típicas camisetas con letreros cachondos a vestimenta militar de cualquier cuerpo del ejército británico o incluso alemán, antigüedades, ropa todo lo freaky que seas capaz de vestir y muchos puestos de comida, algunos de ellos agrupados en una zona concreta, cerca del canal, donde puedes encontrar chinos, mexicanos, árabes, italianos… incluso un español con los cuatro topicazos (tortilla de patata, paella, etc.). Nosotros repostamos en uno de los muchos chinos, donde por 4 £ te llenan con lo que quieras una bandeja de esas alumínicas (como diría José Luis Torrente) y seis rollitos de primavera por 1£.

0322 1406 Botas en Camden       0322 1411 Camden town market

0322 1459 De todo un poco por 4 libras

Nos lo comemos sentados en un parque cercano, seguimos cotilleando un poco el mercado y bajamos por Camden High Street, intentando localizar la tienda donde vi a Javier Bardem comiéndose un bocata de lechuga un día de noviembre del año 96, cuando todos éramos trece años más jóvenes. El caso es que no consigo dar con la tienda.

11 Cinco latinos

Sí vemos una de las muchas tiendas de alimentación que Marks & Spencer tienen por la city, con el nombre de Simply food. La verdad es que son un poco pijitas pero me gustan, tienen bastante variedad y cosas curiosas. Hace años Marks & Spencer intentaron implantarse en España con sus grandes almacenes, pero no duraron mucho, no sé por qué.

Bajamos hasta la estación de <Mornington Crescent>, y vamos hacia <Russell Square>, para ir al Museo británico. Como en todos los museos estatales británicos, la entrada es gratuita, por lo que entramos aunque no queda mucho para que cierren.

0322 1719 Piedra de RosettaLo bueno es que está permitido hacer fotos. Damos una vuelta por el atrio de entrada, que, según he leído en algún sitio, con la cubierta diseñada por el genial Norman Foster, uno de mis ídolos actuales, se ha convertido en la mayor plaza cubierta en toda Europa.

La verdad es que si a esto se le puede llamar plaza, podría ser verdad, porque es bastante grande. Vemos alguna de las salas de la planta baja, en una de las cuales está la famosa Piedra de Rosetta, cuyo descubrimiento fue la clave para empezar a descifrar los jeroglíficos egipcios.

0322 1823 London eye en WaterlooPasamos por el hotel para coger algo de más abrigo porque la noche por aquí no perdona, y nos vamos hasta los Jubilee Gardens (<Waterloo>), para darnos una vuelta en el London Eye (http://www.londoneye.com/es/) , la gigantesca noria instalada en una de las orillas del río Támesis con motivo del cambio de milenio.

No hay nada de cola, por lo que sacamos el billete normal, que ya sale por un pico (15,50 £ c/u). Esto lo digo porque hay un pase rápido que cuesta bastante más, con el que puedes entrar sin esperar colas.

La noria no para nunca, y la subida y bajada de pasajeros a las cápsulas se hace en marcha, ya que la velocidad a la que gira lo permite perfectamente. La vuelta entera la da en media hora larga y en cada cabina caben unas veinte personas. En la nuestra íbamos unos pocos menos.

0322 1835 Acceso sin parar     0322 1836 Cápsulas climatizadas

Ya es de noche, lo que da una perspectiva distinta de Londres; la city iluminada. Hay unas vistas guapísimas de Wetsminster y el Big Ben, la catedral de San Pablo y la estación de Charing Cross.

0322 1850 Westminster desde el London eye     0322 1851 Estación Charing cross y Puente Hunderford

Al bajarnos, pasamos por la tienda de recuerdos, para amortizar el precio de la entrada. Damos un paseo por la orilla del río hacia el puente de Westminster, pasando por delante del antiguo ayuntamiento, donde ahora hay un museo dedicado a Dalí, y el London Aquarium. Desde el puente hay una vista magnífica de la noria iluminada y no pierdo la ocasión de hacer una buena foto.

0322 1932 London eye

Cruzamos hacia el Big Ben, y seguimos caminando hasta dejar a nuestra izquierda St.James Park y a la derecha Downing street, la calle donde tiene su residencia oficial el Primer Ministro británico, en estos momentos el laborista Gordon Brown. Toda esta zona está totalmente desierta a estas horas. Tan desierta que casi da miedo.

Andando, andando, llegamos hasta uno de los puntos clave de Londres: Piccadilly Circus, donde hay cola para hacerse fotos en la fuente de de los caballos de Helios, que es donde me la quiero hacer yo. Piccadilly es un hervidero de gente, en contraste con la zona administrativa que hemos atravesado antes. Vemos un rato los anuncios luminosos y echamos un vistazo en una supertienda de recuerdos que hay en la plaza. Me agencio un minicallejero que nos será de gran ayuda en días sucesivos. Pinchando este enlace veréis los neones en acción: Piccadilly vídeo

0322 2036 Piccadilly circus

De allí nos vamos ya para el hotel en un bus de dos pisos, pero de los modernos, concretamente el número 19, que nos lleva por Shaftesbury Avenue, una calle plagada de teatros. Por supuesto, nos montamos en el piso de arriba del autobús; si no, no tendría gracia. Nos bajamos en la parada llamada Red Lion, que es la más cercana a nuestro hotel.

De camino al hotel, entramos en un badulake, donde no está Apu, pero sí un par de primos suyos. Iniciamos aquí una relación que será duradera entre nosotros y las samosas (0,99 £), una especie de empanadillas gigantes, rellenas de verduras y pollo u otro tipo de carne, crujientes y ligeramente picantes. La coges de su sitio, la das un calentón en el microondas de la tienda y… a zampar. Están buenísimas.

Bueno, aparte de las samosas, cogemos algo más de comer y una lata de Guinness, aunque yo me pregunto: ¿si no me gusta la cerveza negra, por qué le doy más oportunidades?

Bueno, yo qué sé. Subimos a la habitación y cenamos tranquilamente.

lunes, 23 de marzo.

Cambio de Guardia // London Tower // Tower Bridge // Harrod’s

0323 1000 Lugares lunesubicación de los puntos clave de nuestro lunes en Londres

Hemos dormido, como diría don Luis Escobar, divinamente, y nos disponemos a dar cuenta del buffet de desayuno. Si ya habéis leído mi crítica del Hotel President en Ciao, ya sabéis lo que hay. Si no la habéis leído, resumiré diciendo que hay dos buffets. El de desayuno continental, que es el nuestro, y hay café con leche, mermeladas, mantequilla y zumos, y el otro buffet, el de desayuno inglés, donde ya hay bacon, huevos, judías, salchichas, etc.

Una vez cumplido el trámite del desayuno, pasamos por una oficina de correos a comprar sellos y enviar alguna postal y cogemos el metro hasta <Green Park>, para ir al Palacio de Buckingham a ver el cambio de guardia, que tiene lugar a las once y media de la mañana en días alternos (excepto entre entre abril y julio, que es a diario).

0323 1028 Queen is in home

Atravesamos Green Park y tomamos buena posición para el cambio de guardia cerquita de la entrada principal. El Palacio de Buckingham es la residencia real desde 1837, y la Union Jack, que esta mañana ondea en su mástil, nos indica que la reina se encuentra en palacio. Mientras esperamos pasan a caballo los Blues and Royals, con sus abrigos azules, camino de su correspondiente cambio de guardia en el Horse Guards Parade Whitehall.

0323 1044 Blues and royals 0323 1120 Por ahí vienen

Pasadas las once y cuarto vemos llegar desfilando las primeras formaciones. Toda la ceremonia se hace un poco pesada, entre el tiempo que hemos esperado a que empiece y lo que dura luego. Se suceden tropas y bandas de música entrando y saliendo del palacio, sin que nos enteremos muy bien de quién son y qué misión tiene cada uno de ellos. Pasan por fuera del palacio los Life Guards, con sus abrigos rojos, que han sido relevados por los de antes. Una de las bandas se dedica a tocar temas populares, que al parecer varían de un día a otro.

0323 1208 Ya se van    0323 1135 Life guards

En este vídeo se los puede ver abandonando palacio con un curioso paso: Cambio de guardia vídeo

Al acabar, cruzamos el parque Saint James, buscando el puente sobre el lago desde el que he leído en alguna guía que hay magníficas vistas del palacio, pero a mí no me lo parecen tanto. Se ve el palacio, efectivamente, pero no mejor que desde cualquier otro sitio.

Tomamos el metro en <St. James’ Park> y justo al bajar las escaleras, un maravilloso puesto de samosas nos recibe con los brazos abiertos.

Vamos hasta <Tower Hill> y usamos nuestro primer vale 2por1 para entrar a la Torre de 001Londres. O sea, pagando una entrada (17 £) entramos los dos.

http://www.hrp.org.uk/TowerOfLondon/

http://es.wikipedia.org/wiki/Torre_de_Londres

0323 1310 Mi amigo el beefeater por byward towerNada más entrar, nos enganchamos a una visita de las que guían alguno de los 42 Yeomen o Beefeaters (http://es.wikipedia.org/wiki/Beefeater), que son los guardianes de las Joyas de la Corona, aunque haya quien piense que son unos señores con nombre de ginebra. El hombre tiene pinta de ser graciosete, pero no consigo pillar el hilo de todo lo que cuenta, y Marina menos, por lo que se aburre enormemente. Cuenta una anécdota referente a una antigua película ambientada en la Torre de Londres, en la que Errol Flynn, en una escena, aguanta con una mano el rastrillo de una puerta de la fortaleza, cosa bastante difícil de creer teniendo en cuenta que pesa dos toneladas y media.

Al final abandonamos al simpático beefeater y seguimos la visita por nuestra cuenta, rodeando las murallas, entrando a todas las salas que vemos.

0323 1340 Lanthorn Tower desde el East wall        0323 1401 Entrando a ver las joyas de la corona

En una de ellas está la reproducción del diamante Cullinan, el más grande encontrado en el mundo, concretamente en una mina sudafricana.

Acabamos entrando a ver las joyas de la corona, custodiadas en el edificio del reloj (foto  de arriba). La mayor colección de joyas del mundo está expuesta en unas vitrinas que se recorren montados en una cinta transportadora como las de los largos pasillos aeroportuarios, para evitar que la gente se detenga mucho, ante la atenta mirada de los beefeaters. Entre lo más importante del tesoro tenemos la corona de oro macizo de San Eduardo, la corona imperial india de seiscientos diamantes, y el cetro real, que porta el mayor diamante tallado del mundo, la Estrella de África, hecho con el mayor de los ciento cincuenta trozos en que se dividió el diamante Cullinan.

0323 1434 De to la vida     0323 1437 Los cuervos reales

Vamos a ver a los cuervos de la Torre, de los que se dice que si un día abandonan este lugar, desaparecería la monarquía inglesa. Para que eso no suceda, ya se encargan los beefeater de mantenerles las alas recortaditas. Mientras vemos a los cuervos, empieza a llover.

Salimos de la Torre, y nos dirigimos al Tower Bridge (Puente de la Torre), que está al lado. Usamos nuestro segundo pase 2por1 para pagar las entradas y hacemos la visita al interior del puente (6 £ los dos).

http://www.towerbridge.org.uk/TBE/ES/index.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Puente_de_la_Torre

0323 1448 Tower bridge

Gran proeza de la arquitectura y la técnica en su época, sus dos tableros basculantes de mil cien toneladas se levantan para permitir el acceso de barcos al Upper Pool, el dique situado entre el Tower Bridge y el London Bridge. La piedra que recubre sus dos torres neogóticas en realidad es un revestimiento del entramado de acero que soporta toda la estructura del puente.

Una vez pasada la entrada, se coge un ascensor en la base de la torre norte del puente, la más cercana a la Torre de Londres, y se sube hasta arriba, donde se proyecta un audiovisual sobre la historia del puente, luego se recorre la pasarela elevada entre las dos torres, con buenas vistas del Támesis hacia el este y los edificios colindantes (foto izquierda), hasta llegar a la otra torre, donde se proyecta otro audiovisual. Luego se vuelve por la otra pasarela con vistas hacia el lado oeste del río, donde está anclado como museo el buque de guerra HMS Belfast, después de prestar servicios en la II Guerra Mundial y en la de Corea, entre otras (foto derecha). En una de las orillas del río, muy cerca del puente,  está el nuevo ayuntamiento de Londres, otra de las creaciones de Norman Foster (foto inferior). Aparte de las vistas, a lo largo de las pasarelas hay fotos y paneles que explican la historia del puente.

0323 1505 Thamesis este     0323 1541 Thamesis oeste. Sant Paul

0323 1541 Ayuntamiento, de Norman Foster

Bajamos luego a la antigua sala de máquinas, de cuando todo el mecanismo del puente funcionaba a través de dispositivos hidráulicos y de vapor (así fue hasta 1976). Muy interesante esta parte de la visita para mí, que me encantan todos estos temas de la ingeniería.

Está todo muy bien explicado.

0323 1556 Sala de máquinas    0323 1603 Sala de mandos

Hacemos una productiva visita a la tienda de recuerdos (un boli de cuatro colores, qué recuerdos de doña Alicia y el Bic del Trancón Muelas) y mando una postal a la oficina. Al salir del puente vuelve a llover.

Echamos a andar con intención de buscar algún sitio para comer, pero en uno que entramos nos parece que no tienen muchas ganas de atender y nos piramos. Seguimos andando hasta la estación de <London Bridge>. Una larga caminata bajo la lluvia y con bastante frío (y lo que es peor, con hambre).

Nos bajamos en <Charing Cross>, para ir a Trafalgar square y entrar a la National Gallery, pero Marina no tiene muchas ganas de museos y entramos en la iglesia de St.Martin in the Fields, famosa por los conciertos que se celebran en su interior. De hecho, cuando entramos están ensayando y poco menos que nos echan.

Nuevo recorrido en metro de <Leicester Square><Knightsbridge>, para hacer la imprescindible visita a los famosos almacenes Harrod’s, propiedad del millonario egipcio Al-Fayed, como atestiguan su figura en cera a la entrada de los almacenes, y su busto en forma de faraón repetido hasta la saciedad por todo el Egyptian Hall, toda una planta transformada en templo egipcio por obra y gracia de la megalomanía de su propietario.

0323 1855 Harrods         0323 1913 Egyptian hall, ground floor

En las escaleras cercanas a la entrada principal hay una estatua de lo más cursi de Diana de Gales y Dodi Al-Fayed, hijo del dueño de los almacenes, sobre un pedestal que dice: INNOCENT VICTIMS. Fallecidos ambos en París, en las circunstancias que todos recordamos, la escultura los representa con una paloma en las manos,0323 1907 Kitsch funerario y en actitud de ir los tres a emprender el vuelo (¿hacia el cielo?). Subiendo las escaleras, detrás de la escultura, hay un libro de firmas bajo una placa en la que se puede leer “… Diana … and Dodi …, killed on the 31 August 1997”. Sin comentarios. No me puedo resistir a escribir en el libro el mensaje que a la cuñada le hubiera gustado dejar.

Empezamos nuestra visita por la planta superior, donde se encuentra la sección de deportes, y me quedo sorprendido de ver los precios que tienen las camisetas de equipos de fútbol. Están a 45 £, precio bastante bueno al cambio actual. Total, que me agencio la de España y un polo de manga larga de la selección inglesa de rugby. Me quedo con las ganas de llevarme también la albiceleste, pero ya es mucha tela y la dejo. Salimos de la zona de deportes y pasamos por la zona de moda, con unos amplios pasillos y separado claramente por las distintas firmas de ropa. Me parece un poco elitista toda esta planta y el almacén en general.

No nos entretenemos mucho en la ropa porque no tiene pinta de que vayamos a encontrar ninguna ganga y nos vamos a las tiendas de alimentación a ver si vemos alguna 0323 1916 CafeTería bomboneríadelicatessen o algún alimento curioso.

Tiene una sección de café e infusiones y bombonería-chocolatería bastante maja (foto  derecha). Damos una vuelta por la tienda de alimentación pero no compramos nada.

Cogemos el bus 14 hasta Trocadero y nos metemos por las calles de Chinatown con intención de cenar en alguno de los muchos restaurantes que hay. Por los carteles vemos que se puede cenar por 8 ó 9 £, pero aparte de que ninguno nos llama mucho la atención, hace mucho frío y nos entran unas ganas locas de irnos para el hotel, así es que cogemos el 19, pasamos por nuestro badulake de cabecera para comprar unas samosas, unas sidras irlandesas y alguna cosa más y cenamos en nuestra acogedora habitación, viendo en la tele un episodio de “Law and order”.

Hasta aquí el relato del domingo y el lunes. En la próxima entrega, el martes y el miércoles, la visita a la Abadía de Westminster, el Museo Británico, la Catedral de San Pablo… y la cena en St. George’s Tavern, un pub londinense de los de toda la vida.

Os dejo viendo las arcaicas tripas de un London Taxi, modelo Fairway (en fabricación desde 1989 hasta 1997). El motor es un pedazo de Nissan 2.7 y parece que ya se ha cansado de dar vueltas.

0323 1936 Boqueando

(para ir a la 2ª parte del relato, pincha aquí)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s